Descansar durante el día nos ayuda a dormir por la noche

Desconectar del trabajo y controlar la tensión son la clave para descansar

Los pequeños descansos que nos concedemos a lo largo el día tienen el poder de relajarnos un poco al instante. Mantener a raya el estrés del día a día y olvidarnos de las tensiones de tanto en tanto tiene beneficios que disfrutaremos por la noche, pues nos ayudará a dormir mucho mejor. Aprende a tomarte 5 minutos de relax durante las actividades diarias para ser más productivo en la oficina y para conciliar el sueño por la noche.

Un descanso durante el día nos ayudará a dormir

Un descanso durante el día nos ayudará a dormir

Muchas personas sufren insomnio o tienen dificultades para conciliar el sueño a pesar de estar cansados. Estas personas son incapaces de relajarse y esto provoca que día tras día se sientan más agotados. A veces, esta situación se debe a que los quehaceres diarios diarios nos agobian o, simplemente, porque no podemos relajarnos con facilidad. La clave para poder descansar por la noche es hacerlo durante el día: si reducimos los niveles de tensión durante las horas de luz nos será más fácil dormir y sentirnos a la mañana siguiente con las pilas recargadas.

Escuchar un poco de música: si en nuestra empresa podemos tomarnos 5 minutos de tanto en tanto, podemos dedicarlos a escuchar música relajante. De esta forma, nos será mucho más fácil desconectar, por lo que retomaremos nuestros quehaceres con muchas más ganas y rendirás más en el trabajo; pero también lograremos relajarnos de cara a la noche.

Ir a tomar un café: salir de la oficina y tomarnos un café fuera es una genial forma para bajar los niveles de tensión durante el día. Ir a la zona de máquinas de nuestro trabajo, en caso de tenerlas, no es recomendable como método para desconectar puesto que no podremos quitarnos la idea de estar en el trabajo y de que tenemos tareas pendientes.

Dar un paseo: cuando estamos hartos del trabajo y empezamos a notar los nervios a flor de piel, podemos aprovechar nuestra hora de la comida para dar un paseo por los alrededores de nuestra oficina. Lo recomendable es no pasear por las mismas calles de nuestro recorrido diario hacia el trabajo porque no dejaremos de pensar en ello.

Comer fuera de la oficina: de nuevo, si nos alejamos por unos minutos durante el día de uno de los focos principales de estrés en toda vida de un trabajador conseguiremos conciliar mejor el sueño por la noche. Podemos hacerlo en un restaurante o comer en una zona verde cercana al edificio de nuestra empresa.

Foto: Zawezome en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...