¡Descubre si te faltan minerales esenciales en tu dieta!

Una dieta saludable es aquella que incluye todos los minerales que tu organismo necesita para trabajar correctamente. Hoy te mostramos los más importantes para que comprueben si faltan en la tuya.

minerales

Cuando no se lleva una dieta equilibrada por un largo tiempo, nuestro organismo nota una deficiencia de minerales. La falta de minerales puede conllevar a una desnutrición oculta. Aunque tu peso sea el adecuado, puedes estar sufriendo una carencia de estos micronutrientes sin que te des cuenta. En realidad, muchas de las molestias que se sufren a diario pueden estar ocultando una falta de ellos y es por eso que resulta vital entender cómo funcionan en tu cuerpo para ponerle remedio de inmediato.

Mantener adecuados los niveles de cada mineral es esencial ya que su carencia nos puede ocasionar migrañas, anemias, osteoporosis, depresiones y un largo etcétera. A continuación te vamos a mostrar algunos de los efectos que se producen cuando faltan los minerales más importantes en tu organismo. Pero recuerda que son muchos más los que debes consumir para mantener una buena salud y que deberías considerar mejorar lo variada que es tu dieta para conseguir de forma natural estos micronutrientes. Si crees que te resultará imposible, entonces habrá que recurrir a la ayuda de un médico o a la toma de complejos vitamínicos que los incluyan.

Minerales que no pueden faltar en tu dieta

Falta de hierro

Importancia: El hierro interviene en muchos procesos del organismo y es el responsable del funcionamiento adecuado de nuestro corazón, ritmos vitales y sistema inmunológico.

La falta de hierro es una de las carencias de minerales más frecuente en el mundo, produciéndose tanto en hombres, mujeres o niños. Cuando las reservas de hierro del cuerpo se agotan se produce la anemia. Sus síntomas son : palidez, cansancio, baja presión arterial y tendencia a los resfriados. Contienen hierro las verduras, frutos secos, las cerezas, las fresas, espinacas, berberechos, hígado, lentejas, semillas de girasol. La deficiencia de hierro se trata con altas dosis del mineral una vez al día y durante varias semanas.

Falta de yodo

Importancia: El yodo es necesario para la síntesis de las hormonas tiroideas. El 10% de la población mundial vive en grandes altitudes donde el agua es pobre en yoduros, por eso el yoduro se añade a algunas sales de mesa.

En caso de falta de yodo, la glándula tiroides aumenta de tamaño para captar más yoduro.
Los mariscos son una buena fuente de yodo.
El tratamiento de falta de yodo consiste en suministrar yodo en dosis altas durante varias semanas.

Falta de calcio

Importancia: El calcio regula los latidos del corazón y fortalece huesos y dientes

Cuando sufres falta de calcio puedes experimentar: dolor de las articulaciones, caries, artritis, insomnio, uñas quebradizas, hipertensión. Los alimentos que puedes consumir y que son una buena fuente de calcio son los siguientes: garbanzos, pistachos, acelgas, brocoli leche y sus derivados, langostinos, pulpo, mejillones y chocolate. La menopausia, el embarazo y la lactancia son momentos que necesitan un aporte extra de calcio

Falta de fósforo

Importancia: Es un alimento esencial para la estructura de huesos y dientes y para la construcción de las células.

Su deficiencia es rara, pues casi está presente en todos los alimentos, sobre todo los ricos en calcio. Un consumo excesivo de antiácidos puede originar una falta de fósforo. Hay fósforo en el hígado de cerdo, el bacalao seco, el atún en aceite, la merluza, el pollo, los huevos y muchos otros.

Falta de magnesio

Importancia: Tiene un papel fundamental en la contracción y relajación muscular. Mantiene los huesos, dientes y articulaciones en buen estado.

Su deficiencia causa irritabilidad muscular, debilidad, hipertensión y convulsiones y es consecuencia del consumo excesivo de alimentos elaborados y congelados. Puedes encontrar magnesio en hortalizas de hoja verde, higos secos, azúcar moreno, germen de trigo, almendras y nueces.

Falta de potasio

Importancia: El potasio ayuda al riñón a eliminar toxinas.Ayuda a mantener un ritmo cardíaco adecuado y una presión arterial normal. Es un mineral esencial para la transmisión de los impulsos nerviosos.

Las personas que consumen grandes cantidades de café, alcohol o alimentos salados pueden tener deficiencia de potasio. El potasio se encuentra en las frutas, las patatas y los vegetales de hoja verde.

Falta de Sodio

Importancia: Junto con el potasio regula el equilibrio de los líquidos.

El empleo de diuréticos y el ejercicio intenso en épocas de calor conduce a pérdidas de liquido que no se compensa tomando sólo agua, es necesario tomar líquidos con sodio. La principal fuente de sodio es la sal de mesa, el pan y los pescados ahumados y salados.

Falta de zinc

Importancia: Es fundamental para el crecimiento ya que regula el desarrollo sexual, la producción de insulina y las resistencias naturales.

La falta de zinc origina pérdida de peso, problemas de piel, libido baja y pérdida de gusto y olfato.
Podemos encontrar zinc en las carnes rojas, huevos, frutos secos especialmente cacahuetes, marisco y legumbres.

Los minerales son un factor fundamental en una dieta equilibrada. Ningún mineral puede sustituir a otro. La carencia de minerales puede conducirte a contraer enfermedades que puedes evitar con una alimentación equilibrada y variada que incluya todo tipo de alimentos. ¿Es así la tuya?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...