Descubren una relación entre los problemas de oído y la salud mental

Se ha descubierto que tratar a los pacientes que pierden la audición puede prevenir los casos de demencia y mejorar la calidad de vida de los individuos.

sordera

Expertos en salud han descubierto que existe una clara relación entre los casos en los que existen problemas de oído y la declinación cognitiva, o sea, los problemas mentales, por lo que la recomendación general es la de encarar un tratamiento precoz del deterioro auditivo y la hipoacusia para poder prevenir la demencia, llegado el caso.

Los problemas de oídos, como la hipoacusia en uno o en ambos canales, no solamente puede ser causante de una peor calidad de vida en el paciente que lo sufre, sino que por otro lado se puede relacionar a una declinación cognitiva que puede dar lugar a casos de demencia y a otras enfermedades mentales.

Quienes han descubierto esto son los investigadores de la John Hopkins University, contando para el estudio con un grupo formado por 1.984 personas ancianas que tuvieron un seguimiento durante seis años. Se obtuvo como resultado el dato de que hay una relación concreta entre la sordera o la pérdida parcial de la capacidad auditiva con casos de encogimiento del cerebro, que da lugar a la demencia.

Tratando de conocer las causas de esta relación, los expertos manejan la hipótesis de que la hipoacusia genera cambios en la vida de la persona y por lo tanto afecta su temperamento, además causa generalmente un aislamiento social, dificulta su capacidad de comunicarse y lo va alejando de su entorno, un panorama que no hace más que favorecer la declinación cognitiva del paciente.

Los participantes del estudio fueron sometidos a tests de habilidad mental y a determinados análisis para evaluar el estado de sus oídos al comienzo, y posteriormente durante los seis años de seguimiento con el objetivo de evaluar tanto su capacidad auditiva como su salud mental en ese tiempo.

Previsiblemente con el correr de los años se advirtió que muchos de los participantes iban empeorando en los resultados de sus tests cognitivos, pero fueron sobre todo los pacientes que aumentaron su grado de hipoacusia los que empeoraban un 40% más rápido.

Si bien la relación entre ambas cosas sigue sin ser clara se supone que puede deberse en gran medida a la falta de interacción con las personas y la reducción de las conversaciones con su entorno, lo que lo aisla y lo vuelve más huraño, por lo que curar el oído no solamente mejorará las condiciones sociales del individuo sino que también es capaz de detener su deterioro cognitivo a tiempo.

Vía | Clarín
Foto | caravinagre

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...