¿Duermes mal y no descansas?

Te damos algunos consejos para mejorar la calidad del sueño.

Dormir pocas horas

¿Cuántas veces te has levantado y tienes la sensación de que no has dormido bien? ¿Cómo te afecta la falta de sueño en el día a día? Posiblemente muchas veces hayas notado que te levantas cansada después de dormir una noche entera. Y es que según la Asociación Española de Enfermos del Sueño el tiempo medio de horas de sueño lo hemos reducido en el último siglo en dos horas. Esto significa que dormimos menos tiempo, pero si encima la calidad del sueño es mala, descansamos todavía menos. Por ello, Sanitas nos ofrece una serie de consejos, sobre todo para aquellas personas que padezcan insomnio, para mejorar la calidad del sueño.

Según el Servicio de Promoción de la Salud de Sanitas, si padecemos trastornos del sueño debemos adoptar una serie de hábitos antes de ir a dormir que nos beneficiaran para descansar mejor. También es cierto que no todas las mujeres necesitamos las mismas horas de sueño, hay quien con seis horas no necesita más y hay quién necesita ocho y hasta diez horas como mínimo. De entre los consejos que se pueden leer en la web de Sanitas, hay varios que me parece oportunos comentar, como por ejemplo el de evitar leer justo antes de dormir, mirar la televisión en la cama o hacer un repaso de los problemas que nos ocupan la mente dentro de la cama.

Estos consejos son complicados de seguir, evidentemente, porque muchas de nosotras tenemos televisión en la habitación, nos gusta leer un rato antes de dormir y es muy difícil desconectar de los problemas que nos inundan la mente. No obstante, si no dormimos bien, tenemos que hacer un esfuerzo para mejorar esa calidad del sueño, porque la falta de sueño nos provoca estrés, nervios, cansancio y que el día se torne realmente largo y complicado. Por otro lado, los expertos nos recomiendan, que si padecemos insomnio, nos vayamos a dormir en el mismo momento en que nos entre el sueño, no es recomendable meterse en la cama sin sueño, porque será más difícil conseguir dormirse.

Así pues, la recomendación es la de usar el dormitorio para lo que está destinado, es decir, para dormir y, en todo caso, para tener relaciones íntimas con la pareja. Por lo que nada de televisión, ni lectura,ni ninguna actividad que no sea la relacionada con lo que hemos comentado con anterioridad.  Por contra, los expertos nos recomiendan tomar una serie de hábitos que nos induzcan al sueño y al descanso, como por ejemplo: un baño tibio, cenas digestivas y poco abundantes, evitar las siestas, tener un horario rutinario de acostarse y levantarse, evitar la cafeína, el tabaco o los refrescos que contengan excitantes, hacer ejercicio (pero no justo antes de acostarse), mantener una temperatura adecuada en la estancia de dormir, etc. ¿Qué rutinas os ayudan a dormir mejor a vosotras?

Vía | abc.es

Imagen | Horustr4n

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...