El Gobierno quiere alargar la ‘vida útil’ de los yogures una semana

Las nuevas medidas que está estudiando la Agencia de Seguridad Alimentaria y Agricultura pasan por alargar en una semana la caducidad de los yogures, pero hay más medidas en estudio que atañen a más alimentos envasados.

¿Le darías a tu hijo un yogur pasado de fecha o con mal aspecto?

Parece ser que una de las medidas adoptadas por el Gobierno para evitar que se tire comida a la basura es alargar la caducidad de los yogures una semana más. Pero no  nos engañemos, no solo los yogures pasarán por modificar su ‘fecha de caducidad’ o su ‘fecha de consumo preferente’, según el ministro Miguel Arias Cañete, su departamento está trabajando para: ‘buscar un sistema de etiquetado más sofisticado que permita un margen de maniobra mayor donde pueda haber un problema de sabor, pero no de salud‘.

Es decir, que podría darse el caso de comprar un producto al que se le ha alargado el tiempo de caducidad o fecha de consumo preferente y que al comprarlo presente un aspecto poso saludable, pero lo habremos comprado al mismo precio que uno en perfecto estado. Con lo cual me surgen algunas dudas con respecto a alargar la fecha de caducidad de los productos alimenticios. Por un lado, si hasta el momento se podía alargar el consumo de los yogures porque según el ministro se pueden comer perfectamente pasada la fecha de caducidad, aunque no ‘sepan’ ni ‘se vean igual’ de ‘frescos’, ¿por qué no se ha hecho antes?

Por otro lado, me pregunto además, si realmente puede haber o no un problema de salud comiendo  un producto pasado de fecha, pero lo que más me hace dudar es: ¿cuánto tardarán las familias españolas en no comprar productos a los que les quede solo una semana antes de que caduquen porque ya saben que han alargado la fecha de caducidad? ¿Qué seguridad podemos tener las madres que compramos los yogures de los bebés que un yogur ‘caducado’ no le sentará mal al pequeñín de la casa por estar tan justo en la fecha de caducidad? ¿Quien se hará responsable si empiezan a haber intoxicaciones y problemas de salud por comer productos ‘en un estado poco vistoso‘ o pasado de fecha?

Además, otra duda que me viene a la cabeza, ¿cómo afectará alargar la vida de un producto más de la cuenta a los agricultores, productores y ganaderos? ¿Se va a ver amenazado el estado de bienestar al comprar productos de menos calidad? ¿Cómo afectará esta medida a restaurantes, bares o cafeterías que tienen la obligación de presentar los alimentos en perfecto estado?

Y es que la Agencia de Seguridad Alimentaria y Agricultura están estudiando las fechas de caducidad o de consumo preferente porque según estos organismo, las formas de envasado han evolucionado mucho y eso puede hacer que la vida de los productos útil sea más larga. Incluso se estudia envasar los productos en envases más pequeños para evitar que se tire o se desperdicie más comida, y aún más, están estudiando de qué manera aprovechar los productos desechados.

Sin embargo, debo reconocer que los que más me ha preocupado son las declaraciones del ministro Miguel Arias Cañete: ‘Estamos mirando las fechas de caducidad, que los alimentos sean sanos, maximizar el funcionamiento de la cadena alimentaria y ver cómo se pueden utilizar, porque hay restaurantes, hogares y tiendas de alimentación que tiran o retiran alimentos porque estéticamente no tienen una buena apariencia, pero que se pueden comer perfectamente‘.

Es decir, que se puede dar el caso que tengamos que comer comida caducada porque no es ‘peligrosa para la salud’ aunque nos dé asco el sabor o veamos que el estado del producto está deteriorado. No sé que pensareis vosotras, pero a mí, como mujer y como madre que siempre mira la caducidad de los productos o las fechas de consumo preferente, me preocupa comer productos que puedan pasar de la fecha de consumo. ¿Qué opináis vosotras?

Vía | abc.es

Foto | gardener41

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...