El mal aliento, tu enemigo en la cama

El mal aliento es uno de los enemigos más letales en la cama. Besar a una persona que sufre halitosis puede llegar a ser muy desagradable, por lo que si eres tú quien lo padece, ¡ponle solución!

Seguro que en más de una ocasión y más de una persona ha padecido el problema que el mal aliento de su pareja o el de él mismo resulta en la cama. Ese beso por la mañana, justo después de despertaros uno al lado del otro, que en las películas y libros es toda una señal de romanticismo se convierte en el peor de los besos si se tiene mal aliento. La causa de este mal olor o “halitosis matinal” se debe a la disminución del flujo de la saliva de la boca durante la noche; durante el sueño se deja de producir saliva, la responsable de mantener la boca limpia de residuos, por lo que la cavidad se reseca y las células muertas y bacterias se adhieren a la lengua y al interior de las mejillas.

Una buena alimentación puede reducir los problemas de mal aliento

Para reducir al máximo este mal olor, debemos mantener una higiene bucodental adecuada, entendida como la limpieza después de cada comida y antes y después de acostarse, visitar al dentista con regularidad para que elimine los restos de sarro de nuestros dientes y utilizar la seda dental para eliminar los restos que se instalan entre nuestros dientes. Además, el fumar y el beber alcohol agrava mucho los problemas de mal aliento, por lo que evitar la halitosis es una de las mejores excusas, junto con la salud, para dejar o al menos reducir su consumo. A todo esto, y para evitar sobretodo ese mal olor matutino, intenta tener junto a la mesilla de noche un vaso de agua; así, al despertarte y justo antes de despertar a tu compañero o compañera, aclárate un poco la boca.

Además de este problema “matutino”, normal en todas las personas e importante en su cierta medida, hay personas que tiene mal aliento durante todo el día. En este caso, seguramente ya no se trate de una reducción de la creación de saliva, sino de algún otro problema. Entre las causas de la halitosis, el término médico para indicar el mal aliento, podemos encontrar problemas gástricos, falta de higiene bucal, enfermedades en las encías, una dieta inapropiada, estreñimiento, diabetes… y así, una larga lista de posibles causantes. Por ello, si vemos que nuestro problema persiste aun habiendo puesto en práctica las recomendaciones anteriores, es aconsejable acudir al médico. Él es el más indicado para diagnosticarte el verdadero problema y podrá ofrecerte la mejor solución. Llevar una dieta equilibrada e intentar reducir  la cantidad de grasas que ingerimos es uno de los remedios más efectivos.

No dejes que tu mal aliento sea un problema en la cama ¡ponle solución!

Foto: Atila a ArteyFotografia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...