El parto

partoUna de las mayores preocupaciones de las mujeres embarazadas es el momento del parto, sobre todo en las madres primerizas. En algunos casos sufren estrés que puede llevar, incluso, a exigir a los médicos que les atenderán en el nacimiento, a practicarles una cesárea. Como estas situaciones pueden ser complicadas, y el desconocimiento puede producir temor, vamos a ofreceros unas cuantas explicaciones sobre este milagro de la vida.

La oxitocina es la hormona del parto por excelencia. Estimula al útero para que se contraiga. En el momento del parto la glándula pituitaria del feto libera la hormona a la circulación sanguínea de la madre. El parto se divide en tres etapas:
1.- Las contracciones comienzan y se van haciendo regulares a medida que pasa el tiempo, lo que produce una dilatación progresiva del cuello del útero. La fase pasiva o latente iría desde el comienzo hasta que la dilatación llega a los 4 cm, mientras que la fase activa comienza en los 4 y llega hasta los 10 cm, que es lo que se necesita para que se considere una dilatación completa. En este momento la cabeza del feto se mueve hacia el canal del parto junto con sangre desde la vagina y un cambio en el ritmo de las contracciones. Esto se conoce como fase de transición y es lo que señala el final de la primera etapa y el comienzo de la segunda. El tiempo requerido para ello puede variar de uno minutos a varias horas.

2.- Llegamos a la segunda etapa, ya tenemos una dilatación completa y vamos a continuar hasta el nacimiento. Lo que popularmente se conoce como “romper aguas”, que es la ruptura de las membranas que protegen al feto, puede ocurrir durante las primeras fases del parto o antes del establecimiento de las contracciones. Lo normal es que el parto se produzca poco tiempo después de la ruptura de estas membranas de manera espontánea.

3.-La tercera y última etapa empieza con el nacimiento y continúa hasta la expulsión de la placenta. Generalmente las contracciones se hacen más fuertes y frecuentes según avanza el parto y no terminan hasta que se ha expulsado la placenta.

partos-en-el-aguaA pesar de que el parto es un acto fisiológico y completamente natural, o quizá precisamente por eso, a lo largo de los años se han modificado las condiciones en las que ocurre. Casi todas las grandes sectas tienen diferentes y curiosas formas de traer a sus futuros fieles al mundo. Un ejemplo muy famoso, sobre todo porque así han nacido muchos hijos de celebrities, es el de la Iglesia de la Cienciología, que al establecer que el cerebro del niño se graba con los sonidos que recibe desde el momento de la concepción, incitan a la madre a que no emita gritos ni alaridos, lo máximo que admiten es una especie de ¡UH!

En cualquier caso, actualmente se considera importante para el bienestar de la madre la presencia del padre y de más miembro de la familia (en algunos casos) en la sala de partos. En otros casos se elige una atención alternativa al parto medicalizado (el más seguro y aconsejable), es el parto en casa. La madre está apoyada por su familia y por una matrona que ha trabajado con ella la situación en partos “simulados” antes de la “hora de la verdad”. Es muy importante que antes de elegir el parto en casa la matrona y los padres estén muy seguros de su decisión y de que el parto no presentará complicaciones para la madre ni para el hijo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...