El plátano una fuente de energía

El plátano es dulce, sano, nutritivo y además una fruta muy fácil de comer. Y es que poco más se puede decir de esta fruta, la favorita de los más pequeños de la casa y también de los más grandes.

Con el plátano se tiene energía a raudales. Una unidad mediana posee las mismas calorías que una manzana de tamaño grande y un similar porcentaje de azúcar. El plátano, sin embargo, aporta energía de más larga duración, debido a que es, con diferencia, la fruta más rica en hidratos de carbono complejos que se asimilan más lentamente.


El plátano maduro resulta astringente y suaviza la mucosa intestinal, inflamada en caso de diarrea. Esta fruta que aún no ha completado su proceso de madurez tiene un efecto laxante, aunque también son más indigestos y flatulentos.

Por otro lado, añadir un plátano troceado al yogur es todo un acierto. Gracias a su aporte en un tipo de fibra, llamada inulina, esta fruta mejora la absorción del calcio de los lácteos. Los beneficios de este maridaje, no acaban aquí. El yogur multiplica el número de bacterias amigas presentes en la flora intestinal, mientras que las fibras del plátano promueven su desarrollo. Esta fusión resulta muy beneficiosa en la dieta de los niños, las personas de edad avanzada, las mujeres con osteoporosis y quienes tengan las defensas débiles.

El plátano también tiene como beneficio que combate la hinchazón, sobre todo si es de Canarias, puesto que son más ricos en potasio, ayuda a disminuir la tensión arterial alta y a reducir la excesiva retención de líquidos.

También el consumo regular de plátanos ayuda a prevenir y combatir los calambres musculares, debido a su excepcional contenido en magnesio y en potasio. Por esta misma razón también aumenta la capacidad de resistencia de las personas que sufren un gran desgaste físico o psíquico.

Imagen | wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...