El voyeurismo: una de las tantas parafilias

En este post, hablaremos de una de las tantas parafilias que existen, abordaremos el tema del voyeurismo.
Te comentaré todo acerca de esa práctica, bastante más común de lo que pensamos y te enterarás cuál es el perfil del voyeur.
Un artículo interesante, en el cuál resolverás muchas de las dudas relacionadas a esta práctica.

El voyeur observa y espía a personas teniendo sexo

El voyeur observa y espía a personas teniendo sexo

¿Te has preguntado alguna vez cómo sería observar a otras personas teniendo sexo?, ¿o en todo caso, qué es lo que sentirías? Algo no muy difícil de imaginar, pero que generalmente, sólo queda en la fantasía de muchas personas.

En cambio, en otras tantas ocasiones y para mucha gente, puede alcanzar el plano de la concreción, como cualquier otra fantasía sexual, y para ellas, el voyeurismo se convierte en algo tremendamente adictivo y en una tentación muy difícil de resistir.

De esto se trata esta práctica, del disfrute de mirar a otras personas teniendo sexo, con la condición de que las personas observadas no se percaten de que las están espiando. Una práctica encuadrada dentro de las parafilias, que como cualquiera de éstas, puede llegar a interferir con la vida social y de pareja de quien la padece, pasándosela a considerar como un trastorno psicológico y como un delito, por violar el derecho a la intimidad de otras personas.

Para el voyeur, cualquier situación que él considere erótica, puede llegar a excitarlo. Las mismas, pueden incluir un gran abanico de posibilidades, que van desde el sexo explícito entre dos o más personas, hasta el simple hecho de observar a una pareja totalmente vestida besándose.

Una práctica que según estudios, es llevada a cabo por casi todos los hombres en algún momento de sus vidas, tratándose en la mayoría de los casos de heterosexuales, siendo más raro, aunque no imposible, que la practique una mujer.

El voyeurismo, gracias a las nuevas tecnologías, también ha llegado al plano de lo virtual, y hoy por hoy, esta práctica también puede ser ejercida en la red, quizá con menos riesgos de ser descubiertos y con mayor accesibilidad para reclutar a las “víctimas”.

De esta manera, en varios portales web y en foros, se pueden encontrar fotografías y videos “robados”, de personas captadas desnudas teniendo sexo, o en situaciones subidas de tono, en distintos escenarios.

Creo que en el fondo, cualquiera se excita viendo a alguien desnudo o a una pareja teniendo sexo, pero no andamos por la vida buscando la ocasión para espiar a personas en dichas circunstancias, en cambio para el voyeur, esto se convierte en algo obsesivo y repetitivo.

Cuando el voyeur se dedica a mirar, se masturba con la escena que está viendo debido a la gran excitación que le provoca la escena que está contemplando. ¿Has practicado alguna vez el voyeurismo? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Foto: Voyeurismo por LordFergusson en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...