Emociones negativas una amenaza en nuestras vidas

¿Sabías que 3 de cada 4 personas antes de sufrir un infarto habían tenido una experiencia intensamente negativa? Este tipo de emociones nos devoran la vida y lo peor de todo es una amenaza constante.

el estres es una emoción negativa que repercute en la salud

Cuando sentimos o tenemos una amenaza o cuando nos enfadamos de forma intensa nuestro ritmo cardiaco se acelera y aumenta nuestra presión, pudiendo producirse microlesiones en el corazón.

También es verdad que sobre todo la ansiedad nos afecta más a la mujer, será nuestra constitución o porque somos más receptivas, pero hay que saber que todo ello afecta al corazón. Además, cuando se vive de forma continuada el sistema inmunológico también se va afectando.

Por otro lado el constante estrés nos deja sin defensas. En momentos de mucha presión, el cuerpo deja de centrarse en el sistema inmunológico para responder mejor a la señal de emergencia que le estamos mandando. Y, propicia problemas coronarios. Por lo tanto se puede decir que las emociones negativas son más graves de lo que podamos pensar en un primer momento, porque no nos afecta solo psicológicamente, la salud corre igualmente riesgos.

Por lo tanto lo mejor es ponerle remedio. Por ejemplo si eres una mujer que te enfadas constantemente si bien no es conveniente reprimir lo que se siente, ya que la tensión no expresada provoca un aumento de presión, si es importante que esa emoción negativa llamado enfado no se alargue más de lo necesario, una vez expresada hay que dejarla ir.

Tampoco hay que dejar que el estrés se convierta en algo permanente en nuestra vida. Aprende a relativizar, practica ejercicio de forma regular, y distánciate de la fuente estresante, pon en práctica técnicas de relajación. Puesto que así evitarás pillar gripes, constipados, afecciones de la piel y otros problemas víricos derivados del estrés.

La tensión muscular suele tener su origen en un exceso de exigencias, el ejercicio regular. Los masajes, evitar malas posturas y revisar nuestras prioridades, liberándolas de cargas excesivas, son gestos eficaces con ello evitarás los dolores de cabeza y de espalda. Si sientes que estás abatida corres el riesgo de accidentes y golpes. La tristeza y el mismo hacen que pongamos la atención en peligros potenciales que no existen, y que no veamos los obstáculos reales, lo que puede hacer que suframos accidentes. Intenta enfocar la vida desde un prisma más realista.

Imagen | igorschutz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...