Fatiga física y fatiga mental

Si quieres conocer las diferencias entre la fatiga física y la fatiga mental no te pierdas este artículo

La fatiga mental suele confundirse con la fatiga física y viceversa. La fatiga física o cansancio físico puede aparecer por una falta de sueño, por exceso de trabajo o de entrenamiento o al revés por una completa falta de actividad física. Una mala alimentación también puede ser la causante de la fatiga física.

La fatiga mental o cansancio mental está relacionado con la ansiedad y el estrés y suele estar asociado con un exceso de pensamientos que nos hacen crear problemas donde no los hay.

Fatiga física

La fatiga física es una sensación de falta de energía, agotamiento o cansancio.

La fatiga física suele confundirse con la somnolencia, pero la somnolencia es la necesidad de dormir y la fatiga física es una falta de energía y de motivación que puede ir acompañada de somnolencia.

La fatiga física es una respuesta normal de nuestro cuerpo al esfuerzo físico realizado, al estrés de nuestra vida diaria, al aburrimiento o a la falta de sueño.

Cuando la fatiga física no se alivia durmiendo bien, comiendo adecuadamente o manteniendo un ambiente sin estrés es necesario visitar al médico.

Cuidados para la fatiga física

La fatiga o cansancio físico puede ser reducida siguiendo estos consejos

  • Durmiendo bien toda la noche
  • Llevando una dieta saludable y bebiendo mucha agua
  • Realizando ejercicio a menudo
  • Aprendiendo a relajarte
  • Evitando el consumo de alcohol y tabaco

Fatiga mental

La fatiga física suele confundirse con la fatiga mental pero la mejor forma de diferenciarlas es el tiempo, pues la fatiga física se produce de inmediato después de un esfuerzo y también desaparece después de descansar correctamente. Sin embargo la fatiga mental tarda en aparecer pero también tarda más en irse.

Hay una serie de síntomas que indican que una persona está fatigada a nivel mental:

  • Problemas para conciliar el sueño
  • Problemas de estómago
  • Dolores de cabeza
  • Apatía y decaimiento
  • Dificultad para mantener la concentración
  • Dolores musculares

Cuidados para la fatiga mental

  • La mejor solución para acabar con la fatiga mental es controlar los pensamientos y entender que la mayoría de los problemas no son tan graves como aparecen en nuestra cabeza.
  • Realizar algún tipo de ejercicio físico también puede ayudarnos a luchar contra el cansancio mental
  • Procura tener tiempo libre para ti realizando cosas que realmente te gusten y te relajen
  • Comienza a llevar una dieta saludable rica en productos naturales, frutas y verduras, olvidándote de los fritos y los azúcares.
  • Aprende a levantarte motivado y ponte metas diarias a conseguir para que tu mente esté activa todo el día

Y tu ¿estás fatigado física o mentalmente?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...