Golpe de calor ¿qué puedes hacer?

En el verano se producen los golpes de calor. Si quieres evitarlos sigue estos consejos

Un  golpe de calor es el aumento de la temperatura corporal debido a una exposición al sol y a la pérdida de agua y sal que necesita el cuerpo para su buen funcionamiento.

Los golpes de calor son frecuentes durante las olas de calor que se producen en los días de verano y se originan cuando la temperatura corporal sube por encima de los 40º.

El cuerpo humano funciona normalmente a unos 37º y dispone de mecanismos como el sudor que se encarga de expulsar el calor hacía el exterior.

Las personas mayores de 65 años y los niños menores de 6 años son los más propensos a sufrir golpes de calor, pero también lo son las personas que viven en climas fríos y se van de vacaciones a zonas donde hace mucho calor.

Las personas con discapacidad física o psíquica y las personas que sufren del corazón también son vulnerables ante los golpes de calor.

Cuando se sufre un golpe de calor los mecanismos de regulación de temperatura del cuerpo dejan de funcionar y por eso se eleva la temperatura y se pierden muchos líquidos corporales.

Cuando el aumento de la temperatura corporal se debe a la exposición al sol hablamos de insolación.

Síntomas de un golpe de calor

Un golpe de calor puede ocasionar los siguientes síntomas.

  • Elevación de la temperatura corporal hasta 40 o 41º
  • Dificultad para hablar y confusión
  • Mucho sudor
  • Sensación de calor sofocante
  • Mareos
  • Enrojecimiento y sequedad de la piel
  • Respiración muy acelerada
  • Agotamiento, cansancio y debilidad
  •  Desmayos
  • Agitación
  • Dolores de cabeza con sensación de opresión
  • En los bebés se nota sudor en el pecho, cuello y axilas y el bebé está muy irritable

¿Qué hacer ante un golpe de calor?

Si se produce un golpe de calor hay que actuar rápidamente para bajar la temperatura corporal que puede ocasionar daños muy graves en el organismo. Si quieres evitarlo debes seguir estos consejos:

  • En primer lugar debes poner a la persona que está sufriendo un golpe de calor en un sitio a la sombra y colocarle los pies en alto.
  • Trata de desvestir a la persona para bajar su temperatura corporal y coloca tela mojada o hielo en las axilas y en las ingles
  • Controla la temperatura cada 15 minutos para aplicarle tratamientos fríos que bajen su calor corporal
  • Si la temperatura alcanza los 40º se puede bañar  en agua fría a la persona hasta que alcance los 38º
  • Si la persona está consciente hay que ofrecerle agua para que beba poco a poco
  • Llamar a emergencias.

Cómo prevenir un golpe de calor

Existen algunos consejos que pueden ayudarte a prevenir un posible golpe de calor.

  • Debes beber muchos líquidos aunque no sientas sed, por lo menos 2 litros diarios de agua. Hay que prestarle mayor atención a los niños y a los ancianos para que beban a menudo
  • Evita la exposición al sol en las horas de más calor y no te olvides de usar protector solar
  • Usa ropa ligera de colores claros y de algodón pues las fibras acrílicas retienen más el calor y dificultan la transpiración
  • Procura ir adaptándote al calor poco a poco para que tu cuerpo se vaya adaptando a los cambios de temperatura
  • Consume alimentos ligeros y frescos a poder ser frutas y ensaladas
  • No permanezcas nunca dentro de un vehículo cerrado
  • Si hace mucho calor es bueno descansar en el trabajo unos minutos a la sombra
  • Procura mantener fresca el interior de la casa con las ventanas abiertas y las persianas bajadas para impedir que entre el calor
  • No bebas alcohol pues el alcohol impide la capacidad del organismo para regular la temperatura

Olas de calor

Las olas de calor se producen cuando las temperaturas son anormalmente altas durante varios días y afectan a una gran parte del territorio.

La ola de calor más importante en España ocurrió en el verano del año 2015 y es la más alta registrada al menos desde el año 1975 y su duración fue desde el 27 de Junio hasta el 22 de Julio del 2015.

Las olas de calor tienen una gran influencia en la salud de las personas, por eso cuando las temperaturas son muy altas debemos extremar las medidas de precaución siguiendo estos consejos:

  • Evita salir a la calle en las horas más intensas de calor sobre todo entre las 12 y las 5 de la tarde
  • Si sales a la calle trata de buscar los lugares con sombra
  • Si sales a la calle no te olvides de una gorra o un sombrero
  • Evita la actividad física intensa en las horas intensas de calor y aprovecha las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde para hacerlo
  • Trata de no coger el coche en las horas más intensas de sol
  • Evita el consumo de bebidas azucaradas

Cuando un golpe de calor es grave puede originar un fallo multi-organico por eso es bueno llevar a la persona a un centro hospitalario.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...