La dieta mediterránea ayuda a conservar la memoria

Conservar la memoria cuando se tiene cierta edad no parece fácil, pero los científicos han descubierto que la dieta mediterránea ayuda a lograrlo.

dieta mediterranea

Cada vez vivimos más, pero no siempre más años implican mayor calidad de vida. De hecho, en la actualidad, las enfermedades que nos afectan a las cualidades cognitivas suman un buen número de personas afectadas y los estudios nos indican que los hábitos que tenemos en nuestra vida nos condicionan a padecerlas. Es decir, hay una cierta predisposición genética a que esto nos ocurra, pero nuestra alimentación así como el sitio en el que vivimos podrían hacer que las cosas fueran diferentes. A ese respecto, una publicación asegura que la dieta mediterránea puede ayudarnos a mantener una buena memoria incluso en edades avanzadas.

En concreto nos referimos al estudio que han llevado a cabo en España desde Predimed, con datos de 7.500 personas, y que suponen ser el mayor estudio realizado hasta la fecha sobre las funciones cognitivas y su relación con la alimentación. En realidad, las bondades de la dieta mediterránea se han puesto de manifiesto en muchas investigaciones y por esa razón está considerada una de las más saludables del mundo y también concentra a buena parte de los países con una mayor calidad de vida para sus ciudadanos, y una tasa de longevidad más alta. Pero hay dos ingredientes que si se añaden tienen beneficios aún mayores en personas de cierta edad.

Hasta ahora se planteaba que para beneficiarse de todo lo que la dieta mediterránea nos puede ofrecer en cuanto a la salud había que seguirla desde joven; es decir, que para poder gozar de esa salud de hierro no bastaba con empezar a cuidarse e introducir todos esos alimentos llegados a una determinada edad. Evidentemente, eso se mantiene, pero se ha descubierto que de forma particular el aceite de oliva virgen y los frutos secos pueden tener en las personas mayores de 65 años un beneficio extra acompañados de la dieta mediterránea.

Tanto el aceite de oliva como los frutos secos forman parte de la alimentación mediterránea, pero el estudio se refiere a añadirlos como extra. Es decir, en dosis más altas de las que serían habituales. Y en todo caso, los resultados que inciden sobre la memoria y las capacidades cognitivas se notan en personas mayores de 65 años, que es la edad en la que más veces se dan los problemas relacionados con el cerebro y estas funciones. De ese modo, una persona sana con esa edad que apueste por comer más a menudo estos dos alimentos tendría un 30% menos de posibilidades de sufrir en algún momento de su vida un accidente cerebrovascular.

Partiendo del estudio anterior se ha analizado en el JAMA Internal Medicine una comparativa de personas sanas de más de 65 años que basaban habitualmente su alimentación en la dieta mediterránea, y otras que también lo hacían pero incluían dosis más altas de frutos secos como las nueces y aceite de oliva virgen en cantidades extras. En estos últimos se notó claramente una mejora de su capacidad de memoria concluyendo que ambos alimentos son capaces de preservar esta función en personas que no tienen ninguna enfermedad. Es decir, actúan como una especie de protectores frente al envejecimiento.

La dieta mediterránea: nuestro mejor tesoro

La verdad es que es muy habitual ver investigaciones médicas que colocan a la dieta mediterránea por lo equilibrada que resulta, además de por los alimentos que incluye, entre las que mejores resultados de salud ofrecen a las personas. En el caso español, no siempre le damos la importancia que deberíamos, ya que es la nuestra propia en prácticamente todo el territorio, y nos parece la dieta normal. Por eso en ocasiones nos dejamos tentar por alternativas más exóticas, infravalorando lo que para todos los demás parece ser el tesoro mejor guardado de la longevidad.

España tiene una de las tasas más altas de longevidad en el mundo, y eso en parte se debe tanto a nuestro clima, como a nuestro entorno y a la alimentación que seguimos. Ahora que llega el verano, y las dietas se ponen tan de moda, quizás ha llegado el momento de plantarle cara a eso de ir a buscar afuera lo que ya tenemos en nuestro país. La apuesta por la dieta mediterránea es una apuesta saludable que ayuda a disfrutar de calidad de vida y que sobre todo, no hará que haya efectos yo-yo en tu peso. Por eso si quieres adelgazar, simplemente busca la fórmula de comer menos calorías, pero siempre quedándote con estos alimentos que tan positivos son para nuestra salud y que encontramos de forma habitual en nuestros mercados.

Imagen: Roberto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...