La obesidad aumenta el riesgo de sufrir disfunción eréctil

La obesidad y el exceso de peso sabemos que nos puede acarrear más de un problema de salud. Y uno de los factores que pueden reducir las hormonas masculinas es precisamente el sobrepeso así como afectar el buen funcionamiento del pene.

El exceso de grasa en el organismo masculino hace disminuir la testosterona, un desequilibrio hormonal que aumenta el riesgo de disfunción eréctil.


Está comprobado que el 30% de las personas con exceso de peso que cambian sus hábitos –mediante dietas equilibradas y un poco de ejercicio moderado- logran superar sus problemas sexuales sin necesidad de ningún tratamiento.

Otro de los problemas es la disminución del tamaño del pene como consecuencia de una alteración llamada fibrosis del tejido cavernoso. En hombres obesos, el aporte de sangre al pene es menor y los cuerpos cavernosos del pene pueden perder su capacidad de expandirse, reduciendo su tamaño y dificultando la erección. En este caso, además de perder peso, es necesario y recomendable un tratamiento con fármacos para estimular la musculatura del miembro viril.

Los hombres que tienen exceso de peso, además, pueden padecer de bajo autoestima y ello puede influir en las relaciones sexuales. Porque si el hombre no se gusta –al igual que sucede con las mujeres- también disminuirá su capacidad para dar y obtener placer a la pareja. Por lo tanto en estos casos, incluso puede que sea necesario acudir a la psicoterapia para que el hombre se acepte así mismo y pueda tener una vida sexual plena a parte de intentar bajar de peso –por salud- y tener una vida más sana que derivado del sobrepeso se le puede ver privada en muchos aspectos.

Imagen | wandering_angel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...