La sal y la dieta no se llevan muy bien

Si te dispones a perder peso en su mayoría pierdes agua y en cuanto comes alimentos con contenido salino recuperas el peso perdido. Por ello, tener una alimentación alta en sal no solamente afecta la presión sanguínea sino que también está asociada con el aumento de peso.

El organismo cuenta con electrolitos -mayoritariamente sodio y potasio– para llevar los impulsos eléctricos que controlan las funciones corporales. Por ello, para que el cuerpo funcione apropiadamente es importante que la concentración de electrolitos se mantenga constante.


La alta concentración de electrolitos en sangre impulsa la sed, provocando el consumir cantidades adecuadas de agua para devolver la concentración normal de electrolitos. Cuando consumimos agua nuestros riñones son capaces de mantener la concentración de electrolitos en sangre constante, incrementando o bajando la cantidad de agua que retenemos. A través del proceso de osmosis el agua fluye de un ambiente de baja salinidad a uno mayor, intentando balancear los niveles.

Las comidas procesadas, densas en calorías, con poca fibra, como la ‘comida basura’, contienen alto nivel de sal. Si te adhieres a una dieta baja en sal, probablemente consistirá en alimentos sanos, bajos en calorías.

A parte de la sal que nosotros agregamos a las comidas, están las que agrega la industria, ya que la agrega y en grandes cantidades, para devolverle el sabor a los alimentos procesados y para preservarlos. Pero cuando observamos el contenido nutricional de éstos, encontramos sodio en vez de sal. Aunque los términos se intercambian a veces, sal y sodio no son la misma cosa. El sodio, que se encuentra en la mayoría de los alimentos, cuenta aproximadamente con un 40% de la sal de mesa. Entonces, cuando se agrega sal a las comidas, el contenido de sodio se incrementa, aproximadamente, al 40% de la cantidad de sal añadida.

La sal no posee calorías y su consumo puede tener un ligero aumento de peso ya que hace que tu cuerpo retenga agua. A su vez, consumir poca sal puede resultar en pérdida temporal de peso, ya que hace que tu cuerpo pierda agua. Sin embargo la ingesta elevada en sal, puede perjudicar la salud con otras patología entre ella, la retención de líquidos.

Imagen | sunburn86

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...