Las embarazadas podrán ser tratadas del cáncer sin dañar al bebé

Muchas mujeres se pueden encontrar en la situación de tener cáncer y embarazo. Una compleja situación, que sin embargo puede enfrentare con más normalidad de lo imaginado. Al menos a la luz del descubrimiento de que las embarazadas con cáncer pueden ser tratadas sin que eso suponga dañar al bebé.
Una serie de investigaciones coinciden en que la quimioterapia ofrece garantías para las mujeres, ya que se ha descubierto que el tratamiento después del primer trimestre no causa daño al bebé.

El cáncer afecta a una de cada 2.000 mujeres embarazadas y esta proporción está incrementándose un 2,5% al año puesto que las mujeres tienen hijos cada vez más tarde, años en los que el cáncer aparece más a menudo. En esa tesitura, muchas han tenido que decidir entre abortar, retrasar su tratamiento o dar a luz prematuramente.


Un equipo de investigadores, dirigidos por el doctor Frédéric Amant, del Leuven Cancer Institute, siguió a 70 niños cuyas madres fueron tratadas con quimioterapia mientras estaban en el útero. Se encontró que tenían desarrollos normales de inteligencia, oído, función cardíaca y salud general. Aquellos que nacieron prematuramente tenían índices menores de inteligencia.

Por lo tanto, los datos sugieren que un parto prematuro para que la madre pueda empezar la quimioterapia afectan más a la salud del bebé. El doctor Amant explica que «mostramos que los niños que fueron expuestos prenatalmente a quimioterapia están tan bien como los otros niños».

Sus descubrimientos no apoyan una estrategia de retrasar la quimioterapia o una quimioterapia post-parto con un parto inducido para tratar de no dañar al feto. La decisión de administrar la quimioterapia podría seguir los mismos criterios que en las pacientes no embarazadas.

En la práctica, es posible administrar quimioterapia desde las 14 semanas de gestación y hasta tres semanas antes del parto, por los riesgos de un parto espontáneo a partir de la semana 35. Por lo tanto, el estudio  añade que se requiere un seguimiento a largo plazo de los niños para identificar si hay problemas de fertilidad o incremento del riesgo de cáncer debido a que la quimioterapia dañe el ADN.

Vía | 20Minutos

Imagen | Todoembarazos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...