Las infecciones vaginales hacen imposible el sexo

Si una mujer sufre de incomodidad en su zona íntima puede estar padeciendo una infección vaginal, en esos casos debe evitar el contacto sexual y acudir a un médico para iniciar tratamiento.

infeccion-vaginal

Para poder disfrutar de una vida sexual plena y satisfactoria es completamente necesario que ambos miembros de la pareja se encuentren a gusto durante el coito y experimenten placer y todo tipo de sensaciones positivas, por eso hay que prestar atención a esos momentos en los que la mujer puede notar que algo anda mal cuando el sexo se vuelve incómodo y hasta doloroso, ya que puede ser síntoma de un problema notable a solucionar.

Las infecciones vaginales son más frecuentes de lo que se piensan y pueden llegar a irritar tanto la vagina que la idea de tener sexo es prácticamente imposible, además es valioso tener en cuenta que no está recomendada para nada, ya que la fricción del pene durante la penetración puede perjudicar aun más la condición de la mujer, generando mayor dolor, ardor y picazón con la posible aparición de malos olores o de flujos amarillentos o verdosos.

Lo que ocurre en estos casos es que la acidez natural de la vagina que es la que cuida la zona de infecciones se reduce bajando las defensas y dando lugar a la aparición de problemas vaginales de todo tipo, algo que frecuentemente ocurre por mantener una mala higiene íntima, que es la principal herramienta de una mujer para cuidar su salud vaginal.

Entre los problemas más frecuentes encontramos las infecciones producidas por la bacteria candida albicans, los hongos, lo la vaginitis bacteriana, además de la clamidia o la tricomoniasis, todos problemas sumamente incómodos y dolorosos que pueden afectar el desempeño de la mujer tanto en su vida sexual, como en otros aspectos, ya que puede cambiar el humor y el estado de ánimo de la paciente.

Es importante que las mujeres sepan que es necesario acudir al médico ante los primeros síntomas, ya que si no se tratan a tiempo las infecciones se pueden volver crónicas con la chance de poder ascender por el cérvix y llegar hasta el útero, inflamando las trompas y ocasionando progresivamente una enfermedad conocida como pélvica inflamatoria que puede generar problemas de infertilidad, además de abscesos y la predisposición a padecer abortos o partos prematuros.

Se deben tener criterios saludables a la hora de cuidar la salud de la vagina, cosas que todas las mujeres seguramente saben pero que no siempre ponen en práctica, como por ejemplo evitar la ropa ajustada, usar solamente ropa interior de algodón, evitar el uso de prendas de nylon y de pantiprotectores, ya que generan una zona de calor y humedad ideal para el crecimiento de las bacterias.

Se recomiendan las duchas vaginales pero solamente con agua tibia sin usar ningún otro tipo de productos para el aseo, solamente hay que abrir lo suficiente los genitales para que el agua corra pero sin exagerar ya que se corre el riesgo de barrer con la flora natural que protege la vagina.

Fuente: Su Medico
Foto: CEBImagery.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...