Las mujeres vivimos más

las-mujeres-vivimos-mas

Un grupo de científicos japoneses ha encontrado la respuesta a un curioso enigma: ¿por qué las mujeres tienen una esperanza de vida superior a la de los hombres? Según revela este estudio desarrollado por las universidades japonesas de Tokio y Saga y publicado por la edición digital de la revista Human Reproduction, pruebas realizadas en ratones indican que el esperma paterno es el responsable de la menor longevidad de los machos frente a las hembras.

En su experimento, los científicos han descubierto que los ratones hembra creados utilizando material genético de dos madres y sin la intervención de un padre viven hasta un tercio de tiempo más que los ratones con una mezcla normal de genes maternos y paternos.

Los ratones que nacieron como resultado tenían material genético de dos madres, pero no de un padre. Por otro lado, los autores crearon ratones control a través de un emparejamiento natural que eran genéticamente idénticos a los ratones de dos madres, con independencia del hecho de que fueron creados de la forma normal con genes de ratones hembra y macho. Los resultados del estudio fueron concluyentes: los ratones creados a partir de dos genomas femeninos vivían una media de 186 días más que los ratones control creados de la combinación normal de un genoma femenino y otro masculino, cuya esperanza de vida se sitúa entre 600 y 700 días.

Los autores del estudio creen que la razón para la diferencia en la longevidad podría tener relación con un gen en el cromosoma 9, llamado Rasgrf1. «Este componente genético es muy importante en la longevidad de las personas», corrobora María Flora de Pablo, profesora del Centro de Investigaciones Biológicas del CSIC. La investigadora asegura que el estudio es un modelo interesante que completa el análisis de la duración de la vida en un tipo de ratones que llaman bimaternos y sobre los que ya habian publicado datos desde 2004.

Pero la longevidad también depende de factores ambientales, modificables. Por ejemplo, «la dieta baja en calorías -sin llegar a la desnutrición-, aumenta la longevidad y retrasa la aparición de enfermedades asociadas a la edad», matiza la profesora. El resultado final de la esperanza de vida mayor en mujeres que hombres en el mundo desarrollado «tiene también un importante componente derivado de comportamientos de menor riesgo en mujeres que en hombres», asegura la investigadora, que entre ellos cita un menor consumo de alcohol y drogas.

Imagen | oki_place

En CentroMujer | El parto natural, ¿es necesario hoy en día?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...