Las ventajas de la siesta

420897755_7ff18e6622

La siesta es una costumbre típicamente española, pero que poco a poco se va extendiendo. Y no es de extrañar, porque la verdad es que una cabezadita después de comer (una cabezadita, no una siesta al estilo de Cela, con pijama y padrenuestro).

Hay muchos estudios científicos que aseguran que la siesta viene bien. Pero que muy bien, sobetodo para recargar energías después de toda una mañana de trabajo y para coger la tarde con más ganas.

De hecho, en Estados Unidos el 34% de los trabajadores tienen permiso para salir del trabajo y tener un «recreo» en el que poder desconectar y descansar un poco. El 16% de los trabajadores disponen de espacios habilitados para descansar. Seguro que la tarde les cunde muchísimo…

Los estudios demuestran que de 20 minutos a media hora bastan para reponer energías y mejorar el rendimiento el resto de la jornada. Está demostrado que los trabajadores que disfrutan de una breve siesta rinden más: mejora su memoria, su humor, su aprendizaje… En resumen, que son más productivos.

Ya sabes, si puedes (no todos tenemos esa suerte) échate una cabezadita. ¡La tarde se te hará más corta!

Foto de flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...