Los padres que han perdido un hijo menor de un año tienden a morir antes

Los padres que han perdido un hijo menor de año tienden a morir antes

Se ha realizado un estudio en Reino Unido con dos grupos de padres, unos perdieron a su hijo antes del primer año y el segundo grupo perdieron a su bebé más allá del primer año de vida.

El primer grupo, padres de niños fallecidos antes de los 12 meses, mostró una significativa tendencia a morir prematuramente. Aunque las probabilidades de morir descendían gradualmente con el tiempo, pasados 25 años este hecho aún tenía su efecto.

Tras tantos años, las madres que habían perdido a sus hijos tenían 1,5 más probabilidades de morir en comparación con otras madres que no habían perdido a su bebé de forma prematura.

El golpe emocional provoca efectos negativos en el organismo del progenitor, deteriorando su sistema inmunitario y siendo más susceptible a enfermedades físicas y mentales.

Otra causa que se estima como relacionada son los problemas de alcohol. Estos pacientes suelen evadirse de la realidad con el alcohol, lo que eleva las probabilidades de tener enfermedades relacionadas con el consumo excesivo, o sufrir un accidente de tráfico bajo sus efectos.

Flickr | Futurestreet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...