Mitos sobre los piojos

Ha comenzado el colegio y con ello nos llega uno de los problemas con los que se tiene que pelear a lo largo del curso. Los piojos. Ya que aunque nos sorprenda, en los últimos años, se ha venido observando un notable aumento en los colegios y centros escolares de casos de piojos sin motivo aparente.

Los piojos a día de hoy, nos siguen avergonzando. Tal vez porque en España se relacionaron durante décadas con la pobreza y la falta de higiene, casi uno de cada cinco españoles asegura que se sentiría avergonzado en el caso de que su hijo tuviera piojos.

Asociar la suciedad del pelo con el riesgo de contagio es un mito falso, y es que los piojos no tienen nada que ver con la suciedad, ni con el nivel socioeconómico ni el entorno, más bien todo lo contrario el piojo tiende a ir a un entorno limpio.

Otro de los errores es pensar que cortando el pelo se combate, una medida que solo resulta eficaz si se rasura la cabeza por completo. Sí es eficaz tratar el cabello con lociones especiales, pero con mucha paciencia, ya que debe de cogerse el cabello del niño pelo a pelo y analizar bien la existencia de piojos. Realizar bien este trabajo provocará que se desparasite bien al niño y que no vuelvan a aparecer.

Lavar a más de 60 grados la ropa que ha estado en contacto con la persona afectada. Niños y mayores del entorno deben aplicarse un producto protector de dispensación farmacéutica.

El vinagre es un remedio para hacer frente a ellos, pero es más eficaz para desprender las liendres (huevos de color blanco) pero no contra los piojos. Aunque este remedio es rechazado por los niños debido a su intenso olor.

Imagen | cosasdesalud

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...