Mujeres con bajo deseo sexual tienen una baja calidad de vida

Las mujeres con desorden de hipoactividad sexual tuvieron resultados muy bajos en las mediciones que se hicieron de su calidad de vida con respecto a la salud, incluyendo salud mental, vitalidad, función social y dolor corporal. Y aunque se han probado algunos parches de testosterona que podrían ser de ayuda para llevar esta enfermedad, estos fueron sacados del mercado por no parecer seguros, así que hasta el momento se espera por otras salidas para dar remedio a este mal.

Las mujeres menopáusicas que tienen desorden de hipoactividad sexual, es decir, un bajo nivel de deseo sexual, tienen una peor calidad de vida relacionada a la salud que sus contrapartes que son felices con su vida sexual, de acuerdo a un nuevo estudio.

deseo-sexual-en-las-mujeres

El desorden de hipoactividad sexual es la persistente falta de deseo sexual causado por el marcado estrés o por las dificultades interpersonales.

Los investigadores han encontrado que el desorden de hipoactividad sexual puede causar impedimentos en el bienestar, es decir empeoramiento, de aquellas que tienen enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, osteoartritis y asma.

El desorden de hipoactividad sexual, es decir, la «persistente falta de deseo sexual causado por el marcado estrés o por las dificultades interpersonales», está incluido en la cuarta edición de Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, que lista y define las enfermedades mentales ampliamente aceptadas por los cánones psiquiátricos.

En el presente estudio, Biddle y su equipo estudiaron a 1189 mujeres que habían pasado por menopausia natural o quirúrgica, en las cuales sus ovarios fueron removidos, para medir el impacto del desorden de hipoactividad sexual en la salud de las mujeres y en su bienestar. Todas estas mujeres, cuyos rangos de edad iban desde los 30 a los 70 años, estuvieron en una relación estable de por al menos 3 meses.


la-mujer-y-el-deseo-sexual

Si hay desorden de hipoactividad sexual, las mujeres presentan una menor calidad de vida en torno a su salud

Las mujeres consideraron que tener el desorden de hipoactividad sexual hizo menos satisfactoria su vida hogareña y sus relaciones emocionales y físicas con su pareja, además de ellos, estas mujeres estaban más propensas a la depresión, a los dolores de espalda, fatiga y problemas con la memoria.

Real para las mujeres, el bajo nivel de deseo sexual es un problema que ‘representa un desorden que se ha convertido en medicalizable por su potencial en el mercado farmacéutico’, según lo que opina la Dr. Andrea K. Biddle de la Universidad de North Carolina en Chapel Hill y sus colegas en Value of Health, una revista publicada por la Sociedad Internacional de Farmaeconomía y Resultados de Investigaciones.

Un miembro del equipo de investigación de la doctora Biddle, trabajó para Procter & Gamble Pharmaceuticals, Inc., empresa que aportó a la investigación dando consultoría para la encuesta. Luego, Procter & Gamble creó un parche de testosterona que estuvo aprobado para tratar el desorden de hipoactividad sexual en Europa. No obstante, el medicamento que tuvo como nombre Intrinsa, fue sacado del mercado en el 2004 por falta de evidencia de que sea seguro.

Así que por lo pronto, es un problema al cual no se le da una solución factible.

Fuente| Yahoo News

Foto 1 de Untitled blue en Flickr

Foto 2 de Black and White (Mural) en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...