No usar el sostén adecuado puede perjudicar la salud de los senos

La gran mayoría de las mujeres usan a diario un sostén que no les aporta la sujeción que sus senos necesitan, lo que puede provocar daños irreversibles en los tejidos mamarios, que afectan tanto a nivel físico como estético.

Recientemente hemos hablado de lo malo que puede ser para nuestro cuerpo y nuestra salud el usar ropa demasiado ajustada, ya que no solamente afecta la circulación sanguínea comprometiendo el funcionamiento de los órganos internos, sino que también atenta contra la piel, generando tanto moretones como la tan odiada celulitis.

Hoy tendremos en cuenta otro de los grandes atentados que realizan las mujeres en nombre de la moda y contra la comodidad de su propia anatomía, y esto directamente tiene que ver con una de las prendas fundamentales del vestuario de cada dama: el sostén. Se lo conoce también como bra, como corpiño o como sujetador, y su tarea es la de sostener, dar seguridad y confort, a los senos, esa delicada zona del cuerpo que se merece todo el cuidado que podamos darle.

Usar un sostén inadecuado puede dañar de formas variadas a los senos, por ejemplo, la moda nos sugiere utilizar algunos pequeños, sexys y prometedores a la hora de aumentar la talla del pecho en apariencia, pero lo cierto es que estos no dan lugar a la comodidad, los pechos se pueden sentir encapsulados y se pueden generar daños en la piel, por la falta de respiración entre el cuerpo y la prenda, dando lugar a irritaciones, moretones o incluso, reacciones alérgicas.

A la hora de entrenar, llevar un sujetador deportivo poco efectivo puede provocar lesiones irreversibles en los tejidos de los senos, ya que se pueden romper los ligamentos de Cooper que son los encargados de mantener todo en su lugar, generando complicaciones tanto a nivel estético, como físico, ya que puede resultar sumamente doloroso y a la larga esas lesiones pueden agravarse derivando en casos como la micronecrosis, por ejemplo.

Los sujetadores pueden aportarnos sensualidad y ayudar a nivel estético, pero no debemos olvidar que su principal función es la de sujetar el tejido mamario de forma efectiva, que no es más que tejido graso que se encuentra escasamente sujetado al cuerpo y que tiene una mayor cantidad de movimiento comparados a otros órganos del cuerpo, por eso hay que seleccionar a conciencia a la hora de ir a comprar un nuevo sostén y de ser necesario deshacernos de todos los que tengamos en casa que no sean capaces de cumplir con las necesidades de esta parte tan especial del cuerpo de la mujer, ya que una vez dañados estos ligamentos es imposible volver a arreglarlos.

Fuente: Esmas
Foto: alessandra celauro

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...