Pautas naturales para un sueño reparador

Son distintos los factores que hacen no tener un buen sueño. Se estima que tan solo un 12% de personas se puede considerar que duerme bien. El resto o sufren de insomnio o bien se levantan por la mañana con la sensación de no haber descansado.

sueño

La realidad es que cada vez dormimos peor y tenemos un sueño con mala calidad y todo ello repercute en el descanso diario negativamente. Para recargar las pilas, debemos tener un sueño reparador que nos permita empezar el día llenos de energía y buen humor. Para obtener un buen descanso, debemos dormir un tercio de nuestras vidas, es decir, ocho horas al día. A la hora de valorar el sueño es más importante la calidad que la cantidad.

Según los especialistas no hay descanso reparador si no llevamos a cabo lo que ellos llamas una buena higiene de sueño, es decir, seguir una serie de pautas que nos permitirán descansar mucho mejor. Como puede ser tener un horario fijo para acostarse y levantarse, incluidos los fines de semana, porque así de esta manera el cuerpo se acostumbra a regular los estados de sueño y evitamos el insomnio.


El dormitorio también es importante a la hora de dormir, ya que es el lugar donde transcurrirá un tercio de nuestras vidas, por lo que tiene que cumplir una serie de condiciones. Para dormir bien, la habitación debe estar completamente en penumbra.  En completo silencio. Si no podemos evitar los ruidos, dormiremos con tapones. Pensar que el dormitorio debe ser una estancia dedicada únicamente al descanso. Si lo destinamos a otros menesteres como trabajar, ver la televisión, no conseguiremos una relajación total.

Por otro lado, si te resulta conciliar bien el sueño, adquiere buenas costumbres o hábitos que no cuestan ningún esfuerzo pero que pueden solucionar de forma eficaz y totalmente natural nuestros problemas de sueño. Como pueden ser las infusiones relajantes. Los especialistas aconsejan beber, antes de dormir, una infusión relajante de valeriana, pasiflora, lúpulo o espino blanco. Si las endulzas con miel, serán todavía más eficaces.

Y para finalizar, recientes estudios han demostrado que la luz intensa que eviten dispositivos electrónicos como los ordenadores, las tabletas o los teléfonos móviles reducen, hasta un 20%, la producción de melatonina, la hormona que regula los ciclos de sueño. Esta alteración hace que resulte considerablemente más difícil conciliar el sueño, por lo que se aconseja prescindir de estos aparatos al menos durante las dos horas previas a acostarse.

Imagen | juanmaiz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...