Prevenir catarros en la entrada del otoño

Con la llegada del otoño se producen los primeros catarros. Existen algunas medidas que se podrían tomar para evitar caer en esta enfermedad que se repite cada año por estas fechas.

La llegada del otoño trae los primeros catarros.

Puede que para algunas de vosotras sea un poco tarde, porque a más de una ya le habrá pillado el primer catarro o la primera faringitis de por medio. No obstante, podemos prevenir más catarros y los de nuestra familia siguiendo una serie de pautas. Lo importante es saber que ya que estamos en ese momento, debemos prevenir esos vientos fríos o mojarnos con las lluvias inesperadas propias del otoño y que pueden hacer que nos tengamos que meter en la cama o acabar acudiendo al médico. Es decir, que los primeros días del otoño con este cambio de clima y unatemperatura tan cambiante se favorece la difusión viral.

Pero la llegada del frío no es la única entrada de virus a casa. Según el especialista que ha consultado el diario «ABC» en su edición digital, el doctor Vicente Baos, «la difusión en el ámbito infantil es mayor y supone el inicio para la afectación de los adultos«. Es decir, los niños se acatarran, se contagian y esos catarros llegan a casa, por lo que es el momento por excelencia llamado el «inicio epidémico». Como ya sabéis y si no los especialistas nos lo recuerdan, un catarro va acompañado de dolor de faringe, mucosidad nasal, tos, malestar general y puede ir acompañado o no de fiebre. Aunque siendo un catarro, se trata de tres días de síntomas más fuertes para luego ir decayendo poco a poco.

Pero la cuestión es cómo podemos prevenir este tipo de catarros. Según este especialista: «La medida más eficaz es el lavado frecuente de las manos. Un trabajo científico estableció que ocho lavados de manos al día en diferentes momentos reducía un 50% la incidencia de infecciones respiratorias y digestivas«. Es decir, que las que  trabajamos en oficinas y compartimos teléfonos, teclados, ratones y objetos que tocamos con las manos continuamente y que los tocan más personas, deberíamos de lavarnos las manos a menudo.

Aunque bien es cierto que hay muchos mitos en torno a la prevención de catarros que según este especialista no son ciertos. Uno de ellos que me ha llamado especialmente la atención es el de que tomar mucha vitamina C no protege del resfriado. Sus argumentos son los siguientes:»hace mucho tiempo que se demostró que los efectos preventivos beneficiosos de la vitamina C en el catarro común no eran ciertos, pues la evidencia científica no ha demostrado esa propiedad. Las oleadas epidémicas virales no se previenen con vitaminas ni alimentos, sin obviar que una persona bien alimentada y nutrida tendrá una inmunidad natural de mayor calidad«. ¿Qué otros mitos recuerdas que estén relacionados con la cura y prevención de los catarros?

Fuente | abc.es

Foto | mrhayata en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...