Problemas sexuales

La terapia de pareja es una opción para resolver los problemas sexuales de una pareja. Es importante la buena predispocisión para encontrar las soluciones.

Los trastornos sexuales de una pareja no están ligados a lo sentimientos de uno por el otro, no se puede juzgar si sigue existiendo o no el amor, ya que muchas veces y en la mayoría de los casos, las causas son otras y deben ser tratadas por un especialista.

En la terapia de pareja se pueden resolver los problemas sexuales

Es recurrente que parejas que llevan muchos años de casados se vean afectados por la rutina y los problemas diarios, y terminen por dejar de lado sus necesidades y las ganas  de estar con el otro, por eso la terapia de pareja sirve para detectar qué es lo que necesitan.

No siempre los matrimonios son lo que sufren este tipo de situaciones, ya que puede darse en casos de jóvenes que por diferentes motivos como los trastornos de la excitación o la eyaculación precoz, por nombrar algunos, provocan  en el sujeto la evasión a un encuentro sexual.


Es muy común que la persona evite el tema y lo esconda, pero es importante comprender que son situaciones que suceden más normalmente de lo que se cree y que lo mejor que se puede hacer es pedir una ayuda externa a la pareja para solucionarlo.

Cuando una persona tiene este tipo de problemas es importante que recurra a un especialista para poder determinar en primer lugar si lo que le ocurre se debe a un problema orgánico o funcional, y poder tratarlo de la forma correcta.

Es muy común que las depresiones influyan fuertemente en la persona y sean la causa de los trastornos sexuales, trayendo como consecuencia una depresión aún más grande y empeorando el cuadro, por lo que se genera un círculo vicioso del cual sin ayuda es difícil superar.

Otros trastornos que suelen ocurrir son la inapetencia sexual, la disfunción eréctil, los trastornos orgásmicos, la eyaculación retrógrada, o la eyaculación retardada y anorgasmia femenina. Todos son trastornos tratables de la mano de un especialista.

Se sabe que estos problemas sexuales provocan una gran sufrimiento en quien lo padece, y sucede que quienes deciden ir a un psicólogo se acercan con una mezcla de sentimientos que varían desde la ilusión a la cura en una consulta como el total escepticismo.

Por eso es importante que la persona que lo sufre reconozca que se necesita ayuda, y que la pareja de esa persona esté dispuesta ayudarlo y acompañarlo en la decisión de la comenzar con la terapia de pareja, donde encontrarán un lugar de expresión para ambos.

Foto: Mequetrefe en Flickr
Fuente: psicoarea.org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...