¿Qué es el síndrome de la Cenicienta?

Descubre cuáles son las causas y síntomas del síndrome de la Cenicienta

Síndrome de la Cenicienta

La gran mayoría de películas Disney siguen exactamente el mismo patrón. Las protagonistas son mujeres que no tienen madre, y cuyo padre se casa con una mujer horrible que sólo quieres hacerle daño. Entonces, llega un príncipe azul para salvarlas de su horrible vida. Hay tres películas que son un claro ejemplo de este patrón: Blancanieves, La Cenicienta y La Bella Durmiente. Teniendo en cuenta que son muchas las niñas que crecen viendo este tipo de películas, es lógico que el síndrome de la Cenicienta sea muy común.

Al final, las mujeres acaban creyendo que realmente necesitan a un hombre a su lado que las salve porque por sí mismas no son capaces de hacer nada. A raíz de las ideas de las películas Disney, muchas sufren de inseguridades y tienen miedo de salir al mundo por no estar protegidas. Buscan desesperadamente un hombre que las rescate y tienen ideas idealistas y fantasiosas.

¿Qué es el síndrome de la Cenicienta?

Los psicólogos explican que las mujer que sufren el síndrome de la Cenicienta tienen una necesidad constante de compañía, resguardo y sensación de seguridad de un hombre. Por lo tanto, tienen un grado de dependencia tanto a nivel económico como emocional muy alto, lo que les lleva a depositar su estabilidad psíquica en una relación.

Un complejo que les lleva a idealizar a la pareja como su príncipe azul, y se sienten frustradas cuando detectan el más mínimo defecto o error en su pareja. A pesar de su nombre de fantasía, se trata de un síndrome que, al igual que cualquier otro, requiere de tratamiento psicológico.

Las mujeres que lo sufren tienen una total dependencia hacia el hombre. No sólo tienen la necesidad de agradar al que consideran que es su príncipe azul constantemente, sino que también esperan una aprobación de cualquier acto que lleven a cabo. A esto hay que sumar que son perfiles con un miedo excesivo al rechazo y a la ruptura.

Como ocurre en la gran mayoría de trastornos que existen, no hay unas pautas concretas pero sí hay algunos factores que pueden favorecer su aparición. Mar Araujo, psicóloga de Mundopsicologos.com, explica lo siguiente: «Normalmente son mujeres que han crecido, debido al entorno familiar y social, creyendo que su vida solo será feliz y completa con la compañía de un hombre que les cuide. Tienen baja autoestima y seguridad en sí mismas», según recoge ‘Mujerhoy’.

Haber pasado por una etapa de bullying en la infancia o en la adolescencia, así como la sobreprotección paterna, también peude derivar en este comportamiento. «En general, si una mujer ha sufrido algún trauma, puede que pierda la capacidad de afrontar los problemas autónomamente y que esto la lleve a padecer síndrome de la Cenicienta», añade la psicóloga.

¿Es un trastorno que sufren únicamente las mujeres? Sí, ya que el síndrome de la Cenicienta está basado en la historia de Disney de la mujer desamparada que necesita que un hombre la salve. Ahora bien, se debe a un problema de falta de autoestima y de dependencia afectiva, así que cualquier persona podría sufrirlo.

Claves para superarlo

Una de las principales claves para superar el síndrome de la Cenicienta es salir de la zona de confort. En este espacio se está muy bien, pero para aprender a ser una mujer independiente y capaz de superar por sí misma todos los retos que la vida le plantea, debe salir de la zona de confort. Esto ayuda a subir su autoestima al descubrir que es capaz de hacer cosas que nunca habría imaginado.

Por supuesto, hay que potenciar las relaciones sociales y la autonomía. Las mujeres deben hacer cosas por ellas mismas y conocer nuevas personas para enriquecerse a nivel individual. Crear un mundo propio es beneficioso para ellas, pero también para la persona con la que comparten su vida.

Nunca deben dejarse llevar por la opinión de su pareja siempre, sino que de vez en cuando también deben tomar la iniciativa. Sus puntos de vista son igual de válidos que los de los demás, y aumentar la seguridad en ellas mismas es fundamental para tomar el control de su vida.

Estas so las principales claves para superar el síndrome de la Cenicienta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...