¿Qué es el vitiligo? Analizamos esta dolencia de la piel en su Día Mundial

Toda la información sobre las causas y los síntomas del vitíligo

Vitíligo

El vitíligo es una enfermedad que provoca la pérdida de color de la piel en las manchas. Con el paso del tiempo, las zonas descoloridas se agrandan. Aunque se trata de una enfermedad que puede afectar a la piel de cualquier área del cuerpo, es más común en las manos. El vitíligo se produce cuando las células productoras de melanina dejan de funcionar o mueren. Aunque no es una enfermedad que ponga en riesgo la vida, quienes la sufren puede sentirse inseguros de sí mismos y sufrir problemas como la ansiedad social y la depresión.

En lo que respecta al tratamiento del vitíligo, gracias a los avances realizados en el campo de la medicina hasta la fecha, es posible restaurar el color de la piel afectada. Sin embargo, no hay tratamiento para prevenir la progresiva pérdida de color y la aparición de manchas en la piel.

Causas

No se conocen cuáles son las causas del vitíligo, aunque se sospecha que puede ser una enfermedad autoinmune condicionada por alguna alteración genética. Además, diferentes estudios han demostrado existe un componente hereditario.

Las manchas tienen siempre los bordes bien delimitados, y a veces éstos se muestran con una coloración más oscura y en algunos casos un poco inflamados y rojizos.

Síntomas del vitíligo

Aunque esta enfermedad cutánea se puede presentar a cualquier edad, lo más común es que las primeras manchas blancas aparezca antes de los 30 años. El síntoma más notorio es la pérdida irregular del color de la piel, primero en las manos y, seguidamente en los geniales, el rostro y las zonas alrededor de las aberturas del cuerpo.

A medida que el vitíligo avanza, muchas personas sufren una pérdida de color en las membranas mucosas, los tejidos que recubren el interior de la nariz y la boca. También es frecuente la coloración gris o blanca prematura tanto del cabello como de las cejas, las pestañas y la barba.

Existen diferentes tipos de vitíligo, y normalmente se clasifican por la zona del cuerpo a la que afecta. Cuando todas las superficies de la piel se ven afectadas por la aparición de manchas blancas a la enfermedad se le denomina vitíligo universal.

El más frecuente es el vitíligo generalizado. En este caso, las manchas se presentan de forma simétrica en distintas partes del cuerpo. El vitíligo segmentario es aquel que afecta únicamente a un lado o a una parte del cuerpo.

El vitíligo acrofacial, tal y como su propio nombre indica, afecta a las caras y a las manos. En todos los casos resulta complicado predecir cómo va a progresar la enfermedad. A veces, las manchas dejan de formarse sin tratamiento. En la mayoría de los casos, la pérdida de pigmentación se extiende y con el tiempo afecta a la mayor parte del cuerpo.

Tratamiento

Hasta la fecha, el tratamiento que ha demostrado mayor efectividad para el vitíligo es la activación de los melanocitos que todavía funcionan mediante la fotoquimioterapia, más conocida como PUVA. Es un tratamiento que combina el uso de psoralenos con la exposición a rayos UVA.

Gracias a este tratamiento, se ha conseguido repigmentar la piel hasta en la mitad de los casos. En algunos pacientes se añade un tratamiento de fotoprotección para evitar quemaduras y la aparición de melanomas por la exposición a la radiación ultravioleta.

En pacientes con un vitíligo muy extendido y en los que el uso de PUVA no ha sido efectivo, la despigmentación de la piel mediante cremas blanqueadoras también puede dar buenos resultados. El objetivo es unificar el color de la piel, pero es un proceso irreversible y tiene una serie de efectos secundarios: enrojecimiento, sequedad de la piel y picor.

Recientemente, se ha añadido al tratamiento del vitíligo el procedimiento quirúrgico, por el que se trasplantan a las áreas afectadas melanocitos activos procedentes de otras zonas del cuerpo.

Por último, cabe recordar que el vitíligo es una enfermedad crónica, que no tiene cura.No se sabe sabe exactamente cuál es la causa, pero puede ser una enfermedad autoinmunitaria. Los objetivos del tratamiento son retrasar o detener la enfermedad, ayudar a que vuelvan a crecer las células cutáneas que producen su color natural y restaurar el color natural de las manchas blancas de la piel.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...