¿Qué es mejor: aspirina, ibuprofeno o paracetamol?

Existen en el mercado varios calmantes para el dolor leve. Hoy te hablamos de ellos y de las recomendaciones médicas para utilizar unos u otros.

analgesicos

La batalla sobre los fármacos comunes más positivos para la salud o aquellos que tienen más efectos secundarios hace tiempo que se mantiene abierta. De vez en cuando resucita la idea con algunos de los nuevos estudios que llegan a la opinión pública y es entonces cuando los médicos salen a ofrecer su propia opinión que casi siempre coincide. Sin embargo, pese a que no son nuevos en el mercado, los analgésicos que de forma más común se utilizan para tratar dolores leves son tres: paracetamol, ibuprofeno y ácido acetil salicílico o aspirina.

Estos son tres analgésicos que siempre están presentes en tu casa, pero realmente no sabes muy bien cuando tomar cada uno de ellos. Incluso puede que compres uno en particular por costumbre y otro sea mejor para tratar tu dolencia. Aunque desde nuestro blog recomendamos siempre que sea tu médico el que te aconseje, si no eres alérgica a ninguno de ellos y siempre has querido saber si realmente existen diferencias significativas, hoy te explicamos las características de cada uno. ¡Te van a sorprender!

La aspirina

La aspirina funciona como un analgésico común, es decir, reduce el dolor. Pero no solamente logra este efecto porque su contenido es también un potente antiinflamatorio, reduciendo la inflamación que también puede estar relacionada con la sensación de dolor. Al mismo tiempo es antipirética, eso quiere decir que baja la fiebre y además es antiagregante plaquetario, impidiendo que las plaquetas se acumulen en los vasos sanguíneos.

Con tantas funciones es normal que el ácido acetil salicílico tenga tan buena acogida. Sin embargo, buena parte de sus ventajas ya se recogen en la administración ya que la aspirina está indicada para dolores de cabeza, dolores musculares, dolores provocados por la artritis reumatoide y para bajar la fiebre y la inflamación.

Por otro lado, la aspirina no está indicada para personas con problemas de estómago, enfermedades con sangrado excesivo, como cuando vas al dentista y te quitan una muela, ni tampoco para personas que padecen de gota. Los niños pequeños no deben tomarla y tampoco las mujeres embarazadas. Tampoco es adecuada para curar los síntomas de la gripe. No debe ser tomada por personas con alergia al ácido acetil salicílico que es el componente químico de la aspirina.

Paracetamol

Se utiliza para bajar la fiebre y aliviar el dolor. Es eficaz en dolores de cabeza, contusiones, dolores de muelas, quemaduras de sol y fiebre. Es seguro para niños y adultos y no produce ninguna consecuencia negativa para el estómago. Existen marcas comerciales conocidas como Gelocatil, Efferalgan ,Termalgin, mientras que en el caso de los niños, el más conocido es el Apiretal.

Analizadas todas estas cosas debemos concluir que para los estados gripales, resfriados comunes, bajar la fiebre, aliviar el dolor de cabeza, es adecuado el paracetamol. Sin embargo el parcetamol no posee propiedades antiinflamatorias, es decir no combate las inflamaciones. Aunque no ataca el estómago, su consumo excesivo puede dañar el hígado, por lo que no se recomienda a personas con problemas hepáticos. Sus efectos empiezan a notarse después de transcurridos 40 o 60 minutos. El dolor y la fiebre se reducen durante cuatro horas. Puede tomarse con antibióticos.

Es poco eficaz a la hora de reducir el dolor asociado a la inflamación pues no tiene efectos antiinflamatorios. Es precisamente en esos casos en los que se recomienda la toma de otro tipo de medicamentos para conseguir combatirlo.

Ibuprofeno

El ibuprofeno es un medicamento antiinflamatorio no esteroideo que se utiliza como antipirético (para bajar la fiebre), para los dolores de cabeza, muelas, molestias de la menstruacción. El ibuprofeno es considerado como el medicamento de la triple A es decir Analgésico, Antipirético,Antiinflamatorio. Las dos primeras bondades las comparte con el paracetamol.

Existen un gran número de marcas comerciales como el Espidifen, Nurofen, Neobrufen y para niños el Dalsy. Su abuso puede conllevar problemas de estómago, por eso es recomendable tomarlo con las comidas o con un protector de estómago. Está desaconsejado en personas con úlcera gástrica, con problemas renales o hepáticos. Hace efecto más rápido que el paracetamol, sólo necesita 30 minutos y puede durar activo hasta 6 horas.

Si te has fijado en los tratamientos que habitualmente recetan los médicos, en los dolores genéricos se opta por el paracetamol porque es el que menos problemas secundarios causa. Sin embargo, en ciertos tratamientos son mejores las otras dos opciones siempre que se tomen las medidas adecuadas para menguar sus efectos no deseados. ¿Conocías las diferencias entre el uso de aspirinas, ibuprofeno y paracetamol?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...