Reduce el riesgo de cáncer de mama con actividad física

Un nuevo estudio arroja más datos sobre qué puede hacer la mujer posmenopáusica para reducir el riesgo de padecer cáncer de mama.

Caminar ayuda a reducir el cáncer de mama

Las mujeres posmenopáusicas pueden reducir en un 14% el riesgo de padecer cáncer de mama realizando un actividad física al día. Esta actividad puede ser caminar durante una hora cada día, hacer bicicleta, realizar ejercicios aeróbicos o incluso bailar. En el caso de realizar actividad física intensa la probabilidad de desarrollar un cáncer de mama se reduce en un 25%. Estos datos provienen de la Sociedad Americana del Cáncer que se suman a las muchas evidencias de que realizar actividad física es una forma de reducir el riesgo de padecer esta grave enfermedad.

El estudio se ha realizado durante 17 años, tiempo suficiente y necesario para poder valorar el resultado de las 73.615 mujeres posmenopáusicas que participaron en un estudio de la Sociedad Americana del Cáncer realizado en el año 1992 y compararon la practica del ejercicio en ellas y el estado y evolución del cáncer de mama. El estudio ha sido publicado en la edición digital de la revista ‘Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention‘. Un trabajo prospectivo dirigido por Alpa Patel que pudo comparar todos los datos y en el que en esos 17 años se llegaron a diagnosticar hasta 4.760 casos de mujeres con cáncer de mama.

Según palabras de Alba Patel: ‘Nuestros resultados apoyan claramente una asociación entre la actividad física y el cáncer de mama después de la menopausia, siendo una actividad más vigorosa la que tiene un efecto más fuerte‘ y añadió: ‘La gente se encuentra con información contradictoria acerca de la cantidad de actividad que necesitan para mantenerse saludables. Sin otro tipo de actividades físicas, caminar al menos una hora al día se asoció con un riesgo ligeramente menor de cáncer de mama. Las actividades más extenuantes redujeron aún más el riesgo‘.

Por lo tanto, después de la menopausia ayuda mucho hacer ejercicio físico porque reduce la posibilidad de padecer cáncer de mama, pero no olvidemos que el ejercicio una vez nos llega la menopausia es bueno para mantener sano nuestro organismo y para no encerrarse en casa y mantener una vida social activa. Recordemos que no solo hace fata caminar, también bailar es saludable y divertido, sobre todo a ciertas edades donde los hijos ya son más mayores y la mujer puede encontrar más horas para sí misma y cuidarse.

Recordemos que la llegada de la menopausia implica un momento en que la mujer sufre cambios físicos y psíquicos, por ello me parece interesante este tipo de noticias que pueden animar más a la mujer a no quedarse en casa y realizar alguna actividad física que la motive y que la ayude a sentirse mejor por dentro y por fuera. ¿Qué opináis?

Fuente | telecinco.es

Foto | ms.akr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...