Remedios caseros contra los sofocos de la menopausia

Los sofocos de la menopausia son uno de los problemas más graves a los que se enfrentan las mujeres en esta fase. Hoy te damos algunas ideas para combatirlos fácilmente.

menstruacion

La menopausia es el cese permanente de la menstruación y se confirma desde el momento en que han pasado doce meses desde la última regla. Suele aparecer entre los 45 y 55 años. La menopausia es un ciclo más de la vida hormonal de la mujer y aparece por la pérdida de la función ovárica. Los calores o sofocos de la menopausia dilatan los vasos sanguíneos y consiguen elevar la temperatura corporal desde 30 segundos hasta 5 minutos ocasionando un enrojecimiento corporal, especialmente en la cara y el cuello y un sudor profundo seguido de escalofríos.

Si actualmente estás pasando por la menopausia, es más que probable que notes que más de un aspecto de tu vida se ve cambiado o hay algunas cosas que ya no funcionan igual que antes. En realidad, es ley de vida y se debe aceptar como una fase más por la que hay que pasar. Como todo, los comienzos serán lo más complejo mientras no te acostumbras y aprender a sobrellevarlo. Hoy vamos a ayudarte a entender cuáles son los problemas más comunes de la menopausia y cómo ponerle remedio a los más fastidiosos. ¿Te animas a descubrirlos con nosotros?

Síntomas de la menopausia

Los ovarios secretan óvulos y hormonas. Durante la menopausia se disminuye la  síntesis de hormonas por lo que la vida diaria de las mujeres se ve afectada por los una serie de factores de riesgo a los que hay que prestar particular atención. En resumen, podría decirse que estos son los síntomas de la menopausia:

  • Aumento de los niveles de colesterol
  • Mayor tendencia a la obesidad
  • Riesgo de osteoporosis
  • Disminución de la líbido
  • Dolor de cabeza
  • Insomnio
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Sofocos
  • Sudoración nocturna

Remedios caseros para los sofocos

Los sofocos son uno de los síntomas más comunes de la menopausia, y también uno de los más molestos a la hora de enfrentarlos. Es por eso que hoy te voy a recomendar unos remedios caseros para combatirlos de forma sencilla y eficaz:

Aceite de semillas de lino

Incorpora este aceite en tus ensaladas o tómate una cucharada en ayunas por las mañanas y comprobarás como el  aceite de lino actua como un estrógeno natural ayudando a disminuir los sofocos y otros síntomas de la menopausia.

Aceite de onagra

Añade unas cuantas gotas a un vaso de agua antes de ir a dormir  o también puedes frotar la piel, sobre todo en las zonas de mayor sudoración y podrás dormir mejor previniendo  las interrupciones nocturnas del sueño.

Vinagre de manzana

Diluye 2 cucharadas de vinagre de manzana en un vaso de agua y tómalo media hora antes de acostarte para regular el control hormonal y suavizar los efectos de la menopausia.

Salvia

Haz una infusión con una cucharada de salvia en un cazo de agua, cuando hierva, déjala reposar 10 minutos y cuélala. Puedes tomar dos infusiones al día para prevenir los bochornos, mejorar la digestión y los dolores de cabeza.

Trébol rojo

Añade 2 cucharaditas de trébol rojo a una taza de agua, déjalo hervir y luego cuélalo y tómalo dos veces al día para mejorar la circulación y  los calores de la menopausia.

Manzanilla

Echa unas gotas de aceite de manzanilla en la palma de la mano y frota en las zonas donde presentes mayor sudoración durante la noche.

Caléndula

Haz una infusión con 1 litro de agua y 3 flores de caléndula y después de que hierva deja reposar 10 minutos y tómala 3 veces al día para ayudarte a mejorar la sudoración y los sofocos.

Consejos a tener en cuenta

Si quieres evitar los sofocos típicos de la menopausia, aunque es cierto que tendrás que aprender a convivir con ellos, además de los remedios caseros que te hemos dado en los párrafos anteriores, también podrías probar las siguientes ideas:

  • Es recomendable que uses ropa holgada y de algodón
  • Mantén la casa fresca y ventilada sobre todo la habitación
  • Puedes usar prendas sobrepuestas para poder quitarlas fácilmente cuando te lleguen los sofocos
  • Camina al menos durante 30 minutos al día
  • Procura tomar bastantes líquidos
  • Conserva  tu peso ideal
  • Vigila la presión arterial

Como ves, son muchas las cosas que debes vigilar si quieres combatir los sofocos de la menopausia. Sin embargo, la mayoría de ella son hábitos que se pueden cambiar fácilmente con un poco de esfuerzo por tu parte. ¿Te animas a hacer este cambio de vida para mejorar la calidad de la tuya mientras estás en la fase de la menopausia?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...