¿Sabes qué es una mamografía?

Tienes que hacerte una mamografía y no sabes en que consiste esta prueba. Lee el siguiente artículo si quieres enterarte de todo.

Doctor With Patient Getting Mammogram X-ray Test

Es frecuente que se escuche hablar del término mamografía, y es bastante común saber que se trata de una prueba que se realiza a las mujeres para descartar que exista la posibilidad de sufrir de un cáncer de mama. Sin embargo, hoy queremos hablarte un poco más a fondo de este análisis para que te familiarices con él, en caso de que te vayas a presentar a una de estos exámenes.

La mamografía es una radiografía de la mama que permite detectar cualquier anomalía o la presencia de tumores en las mamas. Es una radiografía especial pues la radiación emitida es muy baja y puede detectar lesiones sospechosas de tamaño muy pequeño.

Tipos de mamografía

Existen dos tipos de mamografía: La de cribado y la diagnóstica.

Mamografía de cribado

Esta radiografía se realiza en mujeres que no tienen ningún síntoma. Se realizan de manera preventiva para detectar cualquier cambio en la mama que pueda dar lugar a un cáncer. Estas mamografías se realizan cada dos años en mujeres que han superado los 50 años. Se pueden realizar antes de los 50 si hay antecedentes de cáncer de mama en la familia.

Mamografía diagnóstica

Esta mamografía se realiza en mujeres que ya tienen síntomas, lleva más tiempo que la de cribado pues se realizan mamografías en distintas posiciones para estudiar el tumor ya existente.

Pero, ¿qué debo tener en cuenta para someterme a una mamografía?

  • En primer lugar debes estar tranquila y saber que la prueba puede durar entre 15 y 30 minutos, se hace de forma ambulatoria y no necesita que vayas acompañada, aunque puede ir alguien contigo si te sientes más tranquila.
  • No hace falta que vayas en ayunas ni tampoco tienes que tomar ningún medicamento.
  • No lleves ningún objeto metálico como pulseras, pendientes, relojes, pues te pedirán que te los quites al entrar en la sala de rayos.
  • Lleva ropa comoda y fácil de quitar, pues tendrás que ir con el pecho descubierto a la sala de rayos.
  • No posee contraindicaciones y como tiene  una dosis de radiación muy baja, también se puede realizar a las mujeres que están embarazadas o en período de lactancia.
  • Durante el embarazo y la lactancia, las mamas son más densas y la prueba no es fiable del todo, por eso es aconsejable una ecografía de mama.
  • No apliques desodorante, polvos de talco o cremas sobre las mamas el día de la mamografía
  • Si realizas la prueba una semana después de haber tenido la regla, tus mamas estarán menos sensibles y sentirás menos molestias.
  • En el hospital te darán una bata desechable para que te cubras

¿Cómo se hace una mamografía?

Te van a examinar cada mama en forma individual, comprimiéndola entre dos placas de plástico. Van a tomar imagenes de arriba a abajo y de un lado a otro de la mama. En el momento en que se toman las imágenes, debes estar muy quieta e incluso te pedirán que mantengas la respiración. En ocasiones pueden marcar alguna zona de la piel para estudiarla en profundidad.

El técnico de rayos X permanece en el cuarto de al lado. Cuando realices la prueba pueden pedirte que esperes para revisar las imágenes y considerar si es necesario repetirlas

¿Puede tener complicaciones ?

Las complicaciones son muy escasas porque la radiación recibida es muy pequeña y no queda ninguna radiación en el cuerpo tras la prueba.  La compresión de las mamas entre las dos placas puede resultarte molesta, pero es algo que se puede llevar si estás calmada y tranquila.

Resultados de la mamografía

Una vez realizada la prueba, un técnico examina las imágenes y ten dará el resultado de tu mamografía en unos días.

Los resultados pueden ser:

  • Todo normal
  • Aparición de una lesión benigna que no requiere tratamiento
  • Una lesión benigna que si necesita tratamiento
  • Una lesión que puede ser maligna y par comprobarlo es necesario hacer una biopsia
  • Una lesión maligna que debe ser tratada.

Las mamografías son muy eficaces para detectar de una manera temprana un cáncer de mama o cualquier tumor que puede aparecer en los pechos de la mujer. De hecho, se recomienda hacerlas de forma frecuente, una vez al año, en el caso de mujeres con antecedentes de cáncer en la familia que superan los 45 años de edad. Si quieres hacerte una antes, lo mejor es que lo consultes con tu médico de cabecera.

Foto: © SimpleFoto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...