Se alerta sobre la operación bikini y el ‘a mí me funciona’

Estamos en plena llamada ‘Operación Bikini’ y los expertos son unánimes: para perder peso es esencial un cambio de hábitos alimenticios y de vida, no basta con una ‘dieta milagro’ cuyo único argumento es el amimefuncionismo es decir el ‘a mi me funciona’.

La ciencia lo ha dejado claro: un mismo método o una misma dieta no tiene por qué funcionar igual en dos personas. Así lo ha asegurado el presidente de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas, Giuseppe Russolillo, quien ha insistido en que el «amimefuncionismo es todo lo contrario del método científico.

Por lo tanto se ha lanzado una alerta sobre los peligros de los regímenes que prometen la pérdida rápida de peso y que excluyen algunos alimentos o que obligan a comer de forma abusiva uno determinado. «Hay que ser cautos y prudentes cuando nos pasan una dieta que ha funcionado porque es posible que a nosotros no nos funcione igual y, aunque nos ayude a reducir peso, puede poner en riesgo nuestra salud».

Se insiste una y otra vez en la importancia de acudir al médico cada vez que queramos quitarnos kilos pues aunque se trate de un sobrepeso leve puede haber algún factor de riesgo o patología ocultos conviviendo con él. La obesidad y el sobrepeso son enfermedades crónicas que requieren de un tratamiento a largo plazo.

Y las dietas milagrosas, que puedes perder kilos pero que después los vuelves a recuperar con el efecto llamado yo-yo, no son efectivas porque para ello, se necesita de un cambio de estilo de vida completo, una vuelta a una alimentación un poco más vegetariana y no comer tantos alimentos de origen proteico y a hacer un estilo de vida mucho más activo.

Por lo tanto, lo mejor es reeducarnos a comer sano. Porque el adelgazar es una tarea a largo plazo. Toda persona que pierda peso porque tiene una boda, una comunión o porque llega el verano se va a encontrar cada año ante la misma situación ya que va a recuperar los kilos y casi siempre multiplicados, con el agravante de que, los efectos secundarios de ganar y perder peso continuamente pueda derivar a enfermedades cardiovasculares, renales o de hipertensión.

El doctor Russolillo, director de la Conferencia Mundial de Dietistas, asegura que el mejor modo de mantener la báscula a raya y dejarse de dietas milagrosas es consumir tres piezas de fruta y dos de verdura diarias. Además de prevenir el sobrepeso, estos alimentos contienen unas sustancias llamadas fitoquímicos que previenen las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la hipertensión.

Imagen |  Jlastras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...