Sensodyne protege y repara los dientes de la sensibilidad

El nuevo dentífrico utiliza una tecnología revolucionaria que se usa en el campo de la reparación ósea

Un tercio de la población española sufre sensibilidad dental. Consiste en un breve pero intenso dolor en los dientes y en las muelas cuando entran en contacto con elementos fríos o calientes. Y eso supone un problema, ya que a todos nos gusta poder disfrutar de una bebida bien fresca cuando hace calor, o de un helado, pero muchas personas tienen que evitarlo por el fuerte dolor que sienten. Hay personas que, incluso, sufren dolor cuando toman alimentos o bebidas dulces o ácidas, siendo así muy molesto el tener que ingerir cualquier cosa.

Pero para eso, marcas como Sensodyne trabajan diariamente con la intención de ayudar a todas las personas que sufren sensibilidad. Y los resultados se hacen visibles, ya que muchos dentistas acaban por recomendar esta marca por el éxito que tienen los enjuagues bucales, los dentífricos y los cepillos de dientes para combatir la sensibilidad. Gracias a los científicos que trabajan en Sensodyne, su gama de productos alivia las molestias causadas por la sensibilidad y además protege la dentadura de cualquier patología como las caries.

Para intentar concienciar a la población de los problemas de la sensibilidad dental y de la necesidad de protegerse para prevenirla, en la plaza de Callao de Madrid, durante los días 20 y 21 de abril, se construyó el diente más grande del mundo. Tan grande que llamaba mucho la atención y captaba el interés de todo el mundo. Y es que el molar medía siete metros de altura, pero estaba dañado, tenía agujeros pequeños que simulaban los microtúbulos, que son unas estructuras tubulares de las células que provocan la sensibilidad dental.

El diente se situó encima de un escenario y se podía acceder a él por unas escaleras. Los ciudadanos que pasaron por ahí, pudieron participar en el concurso ‘La pasta que te gastas’, que consistía en reparar el molar con unos tubos gigantes del Sensodyne Repair&Protect, la fórmula más eficaz para combatir la sensibilidad. Con un mono blanco, como si fueran dentistas profesionales, entre todos los madrileños repararon y curaron el molar. Y además, había un premio de 2.000 euros para aquel que conociera mejor los hábitos más correctos para tener una buena higiene dental.

Gracias a Sensodyne Repair&Protect, el diente quedó completamente curado y protegido en dos días. Y es que, en realidad, utiliza una revolucionaria tecnología patentada que se llama NovaMin para ser tan efectivo. El nuevo dentífrico de Sensodyne es el primero de uso diario que realmente repara y protege las zonas sensibles de los dientes gracias a esta tecnología que, además, es utilizada en el campo de la reparación ósea, porque tiene un componente de fosfato de calcio que lo que hace es localizar las zonas sensibles de los dientes y repararlas utilizando los elementos naturales que ya tiene el diente de por sí.

Sensodyne filmó toda esta performance en Madrid, de modo que puedes disfrutar del vídeo y de la divertida experiencia de situar un diente tan grande en medio de la calle. Pero sobre todo, recuerda utilizar frecuentemente el nuevo Sensodyne Repair & Protect para sanar tus dientes en caso de sufrir sensibilidad, pero también prevenirlos para no tener molestias a la hora de comer.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...