Sida, Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida II

Contagio SidaEn esta segunda parte dedicada al Sida hablaremos de las infecciones y tipos de cáncer que pueden aparecer en los que han resultado contagiados con el virus VIH, a causa de la disminución de su CD4. Estos CD4 son linfocitos que forman parte del sistema inmunitario, y que se encargan de alertar a dicho sistema cuando entra en el organismo cualquier agente extraño que puede conllevar infección, o cuando surjan células anómalas que puedan dar problemas.

El problema es que cuando el VIH nos invade, consiguen que estos CD4 cambien su comportamiento y se pongan, sin más, a crear copias de este virus. Y es por eso por lo que para conocer el avance del contagio en el organismo, se recurre a medir los CD4 que aún no hayan sido infectados.

Entre los cánceres e infecciones relacionadas con el Sida, llamados «oportunistas» porque aprovechan estos bajos niveles de CD4 para entrar en nuestro cuerpo, encontramos:

Con un recuento de CD4 de menos de 350 células/ml: Virus del herpes simple, tuberculosis, candidosis bucal o vaginal, herpes zoster, cáncer de gánglios linfáticos o sarcoma de Kaposi, esto es, un tipo de cáncer que afecta a la piel, pulmones e intestinos.

Con un recuento de CD4 de menos de 200 células/ml: Diferentes tipos de Neumonía, esofagitis por Cándida, que es una clase de hongo, angiomatosis bacilar, que se traduce en lesiones en la piel con forma de arañazo.

Con un recuento de CD4 de menos de 100 células/ml: Meningitis, demencia causada por el mismo virus VIH, encefalitis por toxoplasmosis, leucoenfalopatía multifocal progresiva, que afecta gravemente al cerebro, síndrome consuntivo o diarrea causada por parásitos.

Con un recuento de CD4 de menos de 50 células/ml: Infecciones gravísimas en la sangre, o en cualquier otro órgano del cuerpo, producidas por bacterias o virus.

Estar por debajo de la cantidad de 200 de CD4 se considera ya que se está infectado por el virus VIH, aunque no haya surgido ningún otro síntoma de enfermedad.Enfermo

Actualmente no existe tratamiento que cure el Sida, pero sí que se puede retrasar el avance del síndrome, al controlar el incorrecto comportamiento de los CD4, y mejorar la calidad de vida del enfermo. Dicho tratamiento se conoce como Terapia Antirretroviral Altamente Activa, (HAART) y ha demostrado ser eficaz en la lucha contra el VIH y, con ello, facilitar que el sistema inmunitario recupere algo de fuerza, pero que no llega a curar completamente la enfermedad.

Los estudios sobre síndorme de inmunodeficiencia adquirida continúan. Los pasos son lentos, pero se sigue trabajando en ello: se sigue buscando la cura a este mal terrible que padecen y causa la muerte de millones de personas en todo el mundo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...