Soluciones sanas que nos sacarán del apuro

Hay veces que tenemos pequeñas alteraciones tanto a nivel de salud como físico que con unas simples curaciones caseras, nos olvidaremos del problema sin necesidad de acudir al médico o de lo malo no saber qué tomar o hacer.

Por ejemplo si eres propensa a sufrir los conocidos moratones y no desaparecen. Toma nota de esta solución. Prepara en decocción un preparado con 50 g de raíz de consuelda en ½ litro de agua, además de calmar el dolor producido por una caída o un golpe, acelera la recuperación de los hematomas. Deja que repose dos horas y aplícatelo en forma de compresas.


Si eres de las que pilla un resfriado tras otro, si incluyes en las ensaladas rabanitos es un hábito muy sano. Por lo tanto, si tú o tu familia sois propensos a ellos, sigue este consejo: siempre y cuando no se pelen, los rabanitos son ricos en sustancias azufradas que refuerzan las defensas y alivian las infecciones respiratorias.

Bajar el colesterol, reequilibrar los niveles de azúcar y reducir el ácido úrico en sangre son algunas de las virtudes que pueden atribuirse a la pera. Las personas que tienen niveles altos de alguno de estos, deberían consumirla a diario.

Si sufres de los molestos y temidos callos, en su uso externo, la drosera fresca se utiliza con buenos resultados en el tratamiento de los callos y las durezas. Después de proteger la piel contigua con una tirita, aplica exclusivamente sobre la zona a tratar unas pocas gotas del jugo de esta planta triturada.

Dicen los expertos que las personas hipertensas se estresan con más facilidad que el resto. Un remedio herbal que ayuda a bajar la tensión sanguínea alta y que, al mismo tiempo, calma los nervios es la tila. Tómala en infusión, añadiendo una cucharada de las flores y hojas de esta planta en una taza de agua hirviendo.

Imagen | 20Minutos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...