Tratamientos naturales para los gases

Tan importante es conocer los remedios como las causas de la aerofagia

La aerofagia es la acumulación anormal de gases en el intestino y que produce muchas molestias en las personas que la padecen. Aunque es habitual que por la propia ingesta de la comida o por las bebidas retengamos una parte de gas en el tracto digestivo, algunas personas son propensas a retener más aire del habitual. Es importante saber los factores que generan esta retención superior de gas, para poder evitarlos, y conocer algunas recetas nautrales para eliminar o disminuir la aerofagia en caso que nos encontremos en esta situación.

Remedios naturales para la aerofagia

Remedios naturales para la aerofagia

La aerofagia spuede tener un origen en la forma en la que comemos. Hablar mientras se mastica junto con las prisas son dos de los principales factores para que retengamos más aire del debido y luego nos sintamos mal. La alimentación también puede ser la causante de estas molestias, por ejemplo, un cambio brusco en la aportación de fibra, un exceso de consumo de hidratos de carbono o de bebidas gaseosas. Otros factores escapan un poco más a nuestro control. como el estrés, la toma de antibiòticos o las intolerancias alimentarias.

Las personas propensas a la aerofagia pueden tomar remedios naturales para mejorar un poco sus molestias, se trata de plantas que facilitan la digestión y evitan la acumulación de gas y el malestar causado por los gases.

  • La Manzanilla: todo un clásico que no puede faltar en nuestra casa. La manzanilla es un estimulante digestivo natural, evita la acumulación de gases y tiene una acción calmante. Un remedio perfecto para los gases causados por nervios, tras las comidas copiosas o rápidas.
  • El hinojo: equilibra las funciones del sistema digestivo, estimula la digestión, elimina los gases, la hinchazón y evita las flatulencias. Un todo en uno. Sin embargo, nunca debe tomarse en el embarazo o la lactancia.
  • El anís verde: reduce la formación de los gases y favorecer su expulsión, es muy útil en casos de digestiones pesadas y evita el mal aliento. Puedes tomártela como una infusión tras las comidas.
  • La menta: sus propiedades ayudan a realizar una buena digestión y dificulta la absorción de las grasas ingeridas porque aumenta la producción de bilis.
  • La hierbaluisa: sus hojas desprenden un suave olor a limón y sus propiedades digestivas y sedantes son un remedio cuando comemos con nervios y en las digestiones pesadas.

Foto: kennyrivas en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...