Un buen desayuno con energía

Un buen desayuno es la comida más importante del día, si lo haces bien, te ayudará a empezar el día rebosante de energía y buen humor y sobre todo tener las pilas bien cargadas para afrontar los nuevos retos diarios.

Incluir en la primera comida del día un zumo de naranja natural o un kiwi es la mejor forma de afrontar la jornada con vitalidad. La razón es que estas frutas son ricas en vitamina C, un nutriente que infunde energía y eleva el ánimo.


El pan integral, los cereales del desayuno ricos en fibra o las galletas de avena proporcionan energía sin interrupciones. Para potenciar su acción, combínalos con frutos secos o semillas, nueces, avellanas, etc. Los cereales integrales, a diferencia de los refinados, estabilizan los niveles de azúcar en sangre, lo que previene el decaimiento y la falta de concentración.

Otros alimentos de obligada presencia en el desayuno son la leche, el yogur o el queso, ya sea enteros, semi o desnatados. Éstos al aportan proteínas de calidad, calcio, vitamina A y D y vitaminas B, los lácteos por otro lado, proporcionan energía y bienestar.

Imagen | salud-bienestar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...