Una dieta sana antes del embarazo reduce riesgos en el bebé

Alimentarse bien, de manera saludable, no solo tiene efectos a corto plazo, lo que es más importante, tiene efectos a largo plazo. Hace más probable una vida larga y sana. Pero también una buena maternidad y con ella menos riegos para el futuro bebé.

Según un estudio, las mujeres que consumen una dieta saludable antes del embarazo son menos propensas a tener bebés con defectos de nacimiento, entre los que se incluyen los problemas cerebrales y de espina dorsal, así como el labio leporino y la fisura palatal.

Ellos dicen que nacían menos bebés con defectos, como los defectos del tuvo neural, cuando las mujeres que iban a ser madres seguían una Dieta Mediterránea (rica en frutas, pescado y cereales, baja en carne y dulces en la ingesta diaria) o las guías americanas para tener una dieta saludable.

Las mujeres embarazadas o que podrían estarlo deben comer alimentos variados, entre los que se incluyan fruta, verdura y cereales, además de tomar suplementos de vitamina que contenga ácido fólico.

En el estudio se vio que las mujeres que siguieron una dieta respetuosa con las guías de alimentación americanas tenían la mitad de posibilidades de tener un hijo al que faltara parte de su cerebro o su cráneo que aquella cuya dieta estaba más alejada de estas recomendaciones.

David Jacobs, estos descubrimientos sugieren que una dieta sana podría reducir el riesgo de que se dieran defectos de nacimiento en los bebés, de la misma forma en la que lo hizo aconsejar a las embarazadas, antes y después de comenzar la gestación, refuerzos de ácido fólico.

Imagen | mujeresconestilo

Vía | 20Minutos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...