Una mala alimentación puede provocar anemia y gastritis

Los alimentos y la forma en las que los comemos pueden ser la causa de los malestareas que sufrimos a diario, por eso hay que prestar atención a las comidas.

Comer bien

El no prestar atención ni importancia a una buena alimentación puede ser el detonante de todo tipo de problemas de salud, tales como la anemia o la gastritis crónica, trastornos del organismo que hacen aparecer entre sus síntomas más frecuentes malestares generales, indigestión, sensación de náuseas, pérdida del apetito, inflamación del abdomen y dolor de a la altura de la cintura, entre otras cosas.

Las anemias y los trastornos alimenticios causados por descuidar la dieta a diario, ya sea porque el individuo no tiene un horario fijo para comer o porque no le da importancia al caso, pueden volverse algo de todos los días y se puede dar paso a la formación de una gastritis aguda, una enfermedad que además aparece en los cuadros de estrés extremo, entre otras razones, explican los expertos.

Al respecto, Diana Mesones, experta nutricionista del Sistema Metropolitano de la Solidaridad ha indicado que es sumamente frecuente que estas personas que sufren anemia sin saberlo pueden tener a diario problemas digestivos y náuseas durante gran parte de la jornada, además es frecuente que las deposiciones sean negras con consistencia oleosa, algo que claramente está indicando que se está frente a un problema de salud al que hay que prestarle atención.

“Los pacientes con gastritis deben tener una dieta blanda, con frutas y verduras cocidas, evitando el consumo de cítricos. El tratamiento de la gastritis usualmente involucra la toma de antiácidos y otros medicamentos para reducir el ácido estomacal, el cual causa más irritación a las áreas inflamadas”.

Es sumamente importante actuar frente a las primeras señales de alerta que ofrece el cuerpo y por eso establecer horarios de alimentación que se respeten a diario, teniendo en cuenta mantener una buena nutrición en base a una dieta que debe ser fraccionada en cinco o seis comidas al día. Los pacientes que ya sufran de gastritis deben tratar de evitar ciertos alimentos específicos que pueden empeorar la condición, entre ellos encontramos el café, el chocolate, el vinagre y los refrescos, la mantequilla y margarina, las salsas, frituras, embutidos, leche y alcohol, condimentos como especias, mayonesa, mostaza o ketchup, embutidos, alimentos enlatados y el tabaco.

Fuente: rpp
Foto: Bunches and Bits {Karina}

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...