Una vida sana reduce en un 80% el riesgo de desarrollar diabetes

Un estudio ha dado las pautas para evitar desarrollar diabetes durante la vida adulta.

Cada quien tiene libre elección sobre el cuidado que le da a su cuerpo y el estilo de vida que lleva, pero es valioso saber que eso puede acercarlo o alejarlo de un futuro saludable, por eso es importante tomar consciencia a tiempo. Los expertos indican que una vida saludable durante la vida adulta reduce en un 80% el riesgo de desarrollar diabetes del tipo 2.

Vida activa

Una vida sana representa una gran cantidad de beneficios en todos los aspectos, la forma de afrontarla es sumar el mayor número de buenos hábitos e incorporarlos al estilo de vida, tales como una buena alimentación, actividad física regular, una rutina no muy agitada, respetar las horas de sueño y descanso, entre otras cosas, son factores claves para evitar posibles enfermedades que aparecen a lo largo de los años y pueden disminuir la calidad de vida.

La información ha surgido gracias a un estudio realizado por los investigadores del Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre y el Instituto Nacional del Cáncer en los Estados Unidos, quienes explicaron que cuando una persona suma buenos hábitos en su vida cotidiana además de eliminar otros peligrosos como tomar alcohol, comer demasiado, o mantenerse sedentario, fumar o dormir poco, se reducen las posibilidades de desarrollar diabetes, una enfermedad que afecta el metabolismo de la glucosa.

Los autores coinciden en una afirmación importante:

“La suma de diversos factores de un estilo de vida sano es lo que, en combinación, se asocia a una reducción sustancial del riesgo de sufrir una diabetes”.

Durante el estudio se analizó la información de 114.996 hombres y 92.483 mujeres, un grupo formado por adultos con edades entre los 50 y los 71 años, y se observaron las diferentes combinaciones de los factores de riesgo de aumentan el riesgo de la diabetes por un tiempo de dos años. Se tomaron en cuenta los hábitos alimenticios de los participantes, además de su consumo de alcohol, de tabaco, su peso y su nivel de actividad física entre otros factores. Luego de 11 años se volvieron a analizar a estas personas para comprobar su estado de salud, se conoció que el 9,6% de los hombres y 7,5% de las mujeres habían desarrollado una diabetes tipo 2.

Los autores pudieron comprobar que el estilo de vida tuvo una influencia fuerte en aquellos que comenzaron a sufrir de la enfermedad y en aquellos que no lo hicieron, siendo los últimos los individuos que destacaron por tener un estilo de vida mucho más saludable.

Fuente: Nueva Prensa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...