Las vacunas

Si quieres saber algo más sobre las vacunas no te pierdas este artículo

Vacunarse es

La forma más sencilla y eficaz de protegerse frente a las enfermedades dañinas sin entrar en contacto con ellas. Las vacunas aumentan las defensas naturales del organismo y nuestro cuerpo produce anticuerpos como cuando nos enfrentamos a una enfermedad, con la diferencia de que las vacunas contienen virus o bacterias debilitados o muertos que no pueden causar enfermedades. La mayoría de las vacunas se inyectan, aunque algunas se toman por vía oral o nebulización nasal.

¿Cómo actúan las vacunas?

Las vacunas activan las defensas naturales del organismo y actúan activando nuestro sistema inmunitario de la siguiente manera:

  • Reconociendo al microbio invasor
  • Generando anticuerpos que no son más que proteínas que produce nuestro sistema inmunitario para luchar contra las enfermedades
  • Recordando la enfermedad y el modo de combatirla y así en el futuro cuando el microbio contra el que protege la vacuna nos ataque el sistema inmunitario actuará velozmente
  • Tras la administración de una o más dosis de vacunas quedamos protegidos contra una enfermedad concreta
  • Las vacunas son importantes porque evitan que nos enfermemos

¿Cuándo debemos vacunarnos?

Las vacunas nos protegen en la edad infantil, en la adolescencia y en la vida adulta. la mayoría de los países poseen unas cartillas de vacunación donde se escriben todas las vacunas recibidas.

Retrasar el momento de la vacunación es correr el riesgo de enfermarse

¿Por qué debemos vacunarnos?

Cuando te vacunas te proteges a ti mismo y a las personas que te rodean, aunque no es recomendable vacunar a los recién nacidos ni a las personas enfermas.

Enfermedades graves como el sarampión, la neumonía, la meningitis, el tétanos y la poliomielitis han dejado de ser tan graves debido a la administración de las vacunas.

¿Qué contiene una vacuna?

Las vacunas se componen de:

  • El antígeno que es una forma muerta o debilitada del virus o bacteria que tiene la misión de preparar el organismo para reconocer una enfermedad concreta en un futuro
  • Adyuvantes que ayudan a incrementar la respuesta inmunitaria
  • Conservantes que garantizan la eficacia de la vacuna
  • Estabilizantes que se encargan de proteger la vacuna durante el transporte

Para garantizar la inocuidad de las vacunas se hace un seguimiento de todas las vacunas y de cada ingrediente por separado.

¿Qué efectos secundarios tiene una vacuna?

La vacunación puede producir efectos secundarios como dolor en el brazo donde se aplica o un pequeño malestar con algo de fiebre pero suelen desaparecer al cabo de un tiempo. Pueden producir efectos secundarios graves pero es muy raro que ocurra esto.

Las vacunas que se administran hoy en día han sido sometidas a múltiples ensayos clínicos antes de salir al mercado y luego se siguen sometiendo a pruebas con regularidad.

Como cualquier medicamento las vacunas pueden producir efectos secundarios leves como fiebre que suele desaparecer al poco tiempo.

La probabilidad de sufrir una reacción grave por una vacuna es una entre un millón

Origen de las vacunas

El origen de las vacunas tal y como las conocemos hoy en día se debe al médico inglés Edward Jenner a finales del siglo XVIII. En ese momento la viruela era una enfermedad infecciosa  causada por el virus Variola virus y mataba en Europa unas 400.000 personas.

Edward Jenner trabajaba en un entorno rural y observó que las personas que trabajaban con el ganado no contraían la enfermedad. Las pastoras que ordeñaban las vacas contraían un tipo de viruela donde solo desarrollaban unas ampollas únicamente en las manos.

Esto le pareció muy interesante y pensó en inocular la viruela bovina  en humanos para hacerlos más resistentes.

El medico inglés inoculó la viruela bovina en el hijo de su jardinero y el pequeño no desarrolló la viruela. Luego inoculó el extracto de un paciente con viruela en el pequeño y este no se infectó, ni tampoco el resto de las personas que había inoculado con el virus de la viruela bovina.

El descubrimiento de Edward Jenner  evitó un gran número de muertos pero no supuso un gran cambio en otras enfermedades infecciosas y en realidad tuvo que pasar un siglo para que se desarrollasen las vacunas.

En el siglo XIX Louis Pasteur expuso su teoría que decía que toda enfermedad infecciosa era causada por un germen, es decir algo minúsculo con capacidad para infectar a las personas.

En el año 1880 Louis Pateur y su ayudante Charles Chamberlain estaban trabajando con la bacteria Pasteurella multocida en pollos que es la bacteria del cólera aviar. Pasteur encargó a su ayudante que inoculará a los pollos pero este se olvidó y cuando Pasteur regresó el cultivo bacteriano que debía ser inoculado estaba vivo pero muy debilitado. Pasteur inoculó a los pollos con este cultivo y para su sorpresa los pollos no murieron.

Louis Pasteur también desarrolló una vacuna para la rabia y el ántrax. Durante el siglo XX se desarrollaron  vacunas para muchas enfermedades graves como la tuberculosis, el sarampión , la hepatitis B y la poliomelitis

Y tu ¿qué sabes de las vacunas?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...