Y tu ¿tienes prisa?

Si quieres conocer los síntomas de la enfermedad de la prisa no te pierdas este artículo

Las personas que viven en una prisa constante están cargadas de estrés, ansiedad y preocupaciones.  Las personas que viven con una prisa constante se dice que tienen la «enfermedad de la prisa», aunque realmente la prisa no es una enfermedad.

La «enfermedad de la prisa» se define como una lucha constante para poder hacer más cosas en menos tiempo. Las personas que viven en una prisa constante se sienten nerviosas cuando se encuentran con algún tipo de retraso.

Las personas que padecen la «enfermedad de la prisa» son personas muy ocupadas que sienten que el tiempo no les alcanza para poder hacer todas las actividades diarias que quieren.

Características de la enfermedad de la prisa

Las personas que padecen «la enfermedad de la prisa» pueden tener todos estos síntomas:

  • Las personas que tienen la «enfermedad de la prisa» viven en un estado constante de urgencia, preocupación y ansiedad
  • Las personas con la»enfermedad de la prisa» sienten que no tienen tiempo suficiente para poder hacer todas las tareas que quieren hacer a lo largo del día
  • Las personas con la «enfermedad de la prisa» siempre están haciendo algo, incluso cuando están esperando
  • Las personas con la «enfermedad de la prisa» necesitan que todo su tiempo sea productivo
  • Las personas con la «enfermedad de la prisa» necesitan llenar su tiempo libre con algo que hacer
  • Las personas con la «enfermedad de la prisa» se sienten irritables cuando las cosas no suceden como ellos quieren
  • Las personas con «la enfermedad de la prisa» suelen dormir con la ropa puesta pues así ahorran tiempo al día siguiente
  • Las personas con la «enfermedad de la prisa» suelen conducir con exceso de velocidad para ganar tiempo para poder hacer otras tareas

Causas de la «enfermedad de la prisa»

  • Las personas que padecen «la enfermedad de la prisa» suelen tener una serie de conflictos internos por eso se llenan de tareas a realizar para no enfrentarse a ellos.
  • Detrás de «la enfermedad de la prisa» suele esconderse miedo, necesidad de aprobación e incapacidad para ponerse límites
  • El uso de nuevas tecnologías tanto en el trabajo como en casa nos dejan más tiempo libre que las personas con la «enfermedad de la prisa» tratan de llenar con nuevas tareas que los ponen al límite

La enfermedad de la prisa en muchas ocasiones puede confundirse con productividad y pasa desapercibida para mucha gente.

Y tú ¿conoces a alguien con la «enfermedad de la prisa«?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...