Consejos para ser más consciente en tu día a día en el Día Internacional de la Consciencia

Los mejores consejos prácticos para desarrollar la consciencia plena

Consciencia plena

En la actualidad, es imprescindible tener una gran adaptación al cambio en la vida tanto personal como profesional porque todo se transforma a una velocidad de vértigo. Debemos reinventarnos día a día para continuar el ritmo que marca la sociedad, así que desconectar y tomarnos un tiempo para nosotras a veces es complicado. A día de hoy, el término «ser consciente» se escucha en todas partes, hasta el punto de que se ha convertido en el término de moda del momento. Sin embargo, muchas personas lo utilizan sin conocer realmente su significado.

No se trata de una simple moda, sino que vivir con consciencia es una necesidad para poder llevar una vida con paz mental y equilibrada. Es habitual que las obligaciones convivan con nosotras a diario, así que nos hemos acostumbrado a planificar cada día según el tiempo que vamos a dedicar a cada actividad. Convivimos con el estrés como si fuera algo normal, y nos hemos acostumbrado a estar continuamente pensando en lo próximo que vamos a hacer sin disfrutar de lo que estamos haciendo ahora.

Liberarse de la tensión es muy difícil ya que vivimos bajo una presión constante, impuesta tanto por nosotras mismas como por la sociedad en su conjunto. A largo plazo, el estrés y la ansiedad conllevan problemas de salud tanto a nivel físico como mental. Ante esta situación, la consciencia plena es nuestra mejor aliada para disfrutar de una mejor calidad de vida.

¿Qué es la consciencia plena?

Ha llegado el momento de que nos tomemos un tiempo para nosotras, y seamos capaces de conectarnos con el momento presente, dejando a un lado las preocupaciones y las obligaciones cotidianas. Debemos darnos cuenta de lo que somos, del entorno en el que vivimos, cómo afectan nuestros pensamientos a nuestra vida personal… De lo que se trata es de tomar conciencia de nuestros actos, valorando si en realidad los llevamos a cabo por elección propia o si son consecuencia de la propia ansiedad que sufrimos.

Gracias a la consciencia plena podemos ver cómo afectan, tanto positiva como negativamente, nuestros pensamientos, sentimientos y emociones en las personas que nos rodean. El camino para disfrutar de una vida feliz implica comprender que cada acción que llevamos a cabo incide de alguna manera en nuestro entorno. Por lo tanto, ser conscientes significa tener la capacidad de observar nuestras acciones y evaluar los resultados.

Está claro que cualquiera que desee desarrollar la consciencia plena puede lograrlo ya que se puede poner en práctica con ejercicios rutinarios. Lo único que se necesita son paciencia y, sobre todo, muchas ganas. Es importante comprender desde el primer momento de que el desarrollo de la atención es un proceso largo y complejo, que consiste en hacer de la acción un hábito para evitar distracciones.

Podemos alcanzar una mayor concentración a través de ejercicios diarios. Sólo tenemos que buscar algo para hacer y hacerlo con plena consciencia de lo que estamos haciendo. Uno de los aspectos más importantes es la alimentación consciente. Se trata de comer despacio, tratando de entender cómo funciona nuestro cuerpo y el proceso digestivo. La falta de tiempo nos hace pensar que no podemos dedicar nuestro tiempo libre a ser conscientes de nuestra alimentación, así que para comer nos conformamos con lo primero que encontramos. Pero es un gran error.

Estos son los mejores consejos para poner en práctica la consciencia plena.

  • Atención: tenemos que volvernos mucho más observadoras para ser capaces de tomar consciencia de lo que está ocurriendo en el presente.
  • Observación: debemos observar todo lo que aparezca en nuestros pensamientos y cómo se manifiesta a través de las emociones y los sentimientos.
  • Aceptación: no se trata de negar los pensamientos que no nos gustan, sino de aprender a respetarlos y aceptarlos. Poner resistencia es un gran error.
  • Meditación: buscar momentos de silencio en los que podamos conectar con nuestro interior es muy importante para escucharnos realmente.
  • Aprobación externa: para vivir una vida plena y feliz tenemos que renunciar a la aprobación externa. Nosotras somos las únicas que podemos juzgar nuestros propios actos. Debemos conectar con el valor propio, dejando a un lado las opiniones ajenas.

Con estos consejos podemos ser más conscientes en nuestro día a día.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...