El rubio ya no se lleva para algunas famosas

Aunque hubo un tiempo en el que todas las famosas, o la mayoría lucían orgullosas sus cabelleras rubias, en muchos casos se han cambiado a morenos agresivos o a castaños más dulces.

rubias

Las modas van y vienen, tanto en cuestión de peinados, como en cuestión de prendas. Pero sí que es cierto que algunas de esas tendencias se ausentan de nuestras vidas por cortos períodos, y otras, parecen estar condenadas a desaparecer. Y precisamente de una de esas que causó tal sensación que parecía que la población de rubias celebrities estaba yendo contra todo proceso biológico de un gen condenado a ser recesivo, hemos visto como se ha cambiado a preferir el moreno frente al tradicional rubio platino. Aunque muchas famosas rubias naturales aún sigan presumiendo de reflejos dorados, la era de los cabellos como el oro con tintes, parece haber dicho adiós.

El mundo de las famosas ha cambiado esos tonos más llamativos, más de Barbie, por colores más favorecedores. Y es que el rubio, por mucho que nos empeñemos, no le sienta bien a todo el mundo. Más bien a muy pocas. ¿Habéis visto a muchas morenas que se tiñan de rubias y les quede bien? Seguramente alguna habrá, pero hay mucho más en el extremo contrario, es decir pasándose de ser rubias a ser morenas. Ejemplos en el mundo de las más famosas los tenemos a cientos. Algunas de las que han dado un giro radical han sido Cara Delevigne a la que la verdad el rubio no le quedaba nada bien viéndola ahora de morena, o Kirsten Stewart. Incluso la mismísima Kate Perry luce mucho mejor desde que pensó en pasarse al moreno. Eso sí, ella puede presumir de ser de las pocas a las que el rubio no le iba nada mal.

Y lógicamente, cuando las famosas se apuntan a modas, el resto de las mortales casi siempre las sigue. Las propias marcas toman nota y nos encontramos pensando que el rubio ya no se lleva. Precisamente por eso, vemos como hay menos chicas que presumen de aquel rubio platino que ahora comienza a verse realmente artificial cuando se convierte en el tinte elegido, y que se prefiere cambiar por castaños más oscuros y naturales o por mechas que den brillo y que no se conviertan en las llamativas protagonistas. Y ante el auge de las morenas, también los caobas y pelirrojos parecen hacerse un hueco en las cabelleras más famosas. Un buen ejemplo de ello es Amy Adams, que no se lo ha pensado dos veces en cambiar el rubio platino por el rojo más brillante.

Imagen: Juantiagués

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...