Cuidado con lo que le dices a tu jefe

cuidado-con-lo-que-le-dices-a-tu-jefe

No están los tiempos como para no andarse con cuidado con todo lo que le puedas decir a tu jefe. Puede que no te guste una orden o algo que te dice, pero en tiempos de crisis hay que saber expresar las quejas con mucho más tacto que antes.

La situación económica actual hace que el jefe esté particularmente muy sensible en cuanto a la actitud del equipo o los trabajadores. Puede que no tengas muchas oportunidades para estar más tiempo con él y no te conozca demasiado bien, así que un comentario desafortunado en el momento menos indicado puede afectar a tu imagen y sobre todo a tu futuro.


Nunca digas que “eso no es lo que me pediste”. Ya que puede que tu jefe metiera la pata y no se explicara bien, aun así no parece buena idea cuestionarle tan claramente. Es una actitud agresiva y parece que dudas de su autoridad. Es mejor pisarnos nuestro orgullo y decir por ejemplo “ahora entiendo mejor lo que me decías. Lo soluciono en un momento”. Claro que le das a entender que estás aceptando la culpa aunque no la tengas, pero así lo dejas como un fallo de comunicación o de entendimiento, te pones manos a la obra y todo arreglado. Piensa que el jefe siempre quiere escuchar soluciones no entrar en discusión.

Otro ejemplo claro es si haces el trabajo de otra persona o tienes tareas que antes no te correspondían por cualquier circunstancia. Pero si quieres que otro empleado no haga también las tuyas por reducción de plantilla, nunca digas: “esa tarea no me corresponde”. Rechazar un nuevo proyecto porque “no tienes tiempo” da la impresión de que no estás dispuesta a ayudar a la empresa cuando te necesita.

Tienes que decir aunque así no sea, “lo hago encantada, pero tengo más cosas de las que ocuparme ¿a qué le doy prioridad?». Es una buena jugada para demostrar que eres participativa y quieres hacer lo que tenga más importancia para la empresa.

Ahora no son tiempos para mejorar condiciones laborales, más bien para mantenerlo, pero tus ganas de ayudar no van a caer en saco roto ni pasaran desapercibidas. Cuando las cosas cambien y haya que premiar a la gente, seguramente encabezarás la lista de las elegidas.

Imagen | Francisco Javier Martín

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...