Desde las 17:00 horas del 8 de noviembre las mujeres trabajan gratis

La desigualdad que hay entre salarios de hombres y mujeres se sigue haciendo notar. De hecho, los cálculos medios estiman que desde el 8 de noviembre las mujeres trabajan gratis frente al salario de los hombres.

trabajo

La desigualdad laboral sigue estando en las portadas de la mayoría de los medios. De hecho, hace poco hablábamos del tema en nuestro blog Centro Mujer porque la actual deriva de la economía y la política nos hace estar mucho más lejos de ese objetivo de lo que estábamos hace unos años. Y en estos temas, parece que las cifras son la mejor manera de concienciar a la sociedad. De ahí el titular de nuestro artículo de hoy: Desde las 17:00 horas del 8 de noviembre las mujeres trabaja gratis.

¿Qué quiere decir este título tan llamativo? Lógicamente, las mujeres seguirán ingresando su salario actual en nómina. No es literal que trabajes sin cobrar. Sin embargo, cuando haces la media de lo que cobran los varones por trabajos idénticos, se obtiene esta rara conclusión. A las mujeres nos faltan casi dos meses de salario por trabajar lo mismo durante un año completo. Es decir, estamos muy lejos de aquella paridad tan cacareada en la escena política.

¿De dónde salen los datos de la desigualdad laboral?

La verdad es que el peculiar titular con el que hemos abierto este artículo de hoy en Centro Mujer no es ninguna casualidad. Más bien todo lo contrario. Viene de una manifestación que se llevó a cabo en Islandia en la que muchas mujeres dejaron de trabajar para salir a protestar a las calles por un sueldo digno. Por un salario que fuese idéntico al de sus compañeros varones. Así, en este país europeo, las 14.38 de la tarde del lunes 24 de octubre se produjo un paro que secundaron muchas mujeres que quieren que la igualdad salarial sea un hecho. Hasta el momento, las cifras indican que en esta nación los hombres ganan un 30% más por desempeñar indénticas labores. Ellas se concentraron en Reikiavik para denunciar ¿Qué pasaría si en España se hiciese lo mismo?

tabla salarios

Lo que has visto en la tabla anterior son las equiparaciones entre lo que trabajan hombres y mujeres. Como ves, España está por debajo de la mitad de la tabla, aunque hay que tener en cuenta que estar en una posición inferior es mejor, porque es indicativo de que hay menor desigualdad laboral. En este gráfico, que puedes consultar al completo en Verne, se pueden sacar unas cuantas conclusiones. La primera es que son muchos los países europeos que están mejor que nosotros. Entre ellos algunos que podríamos considerar a primera vista. Rumanía es el más igualitario, por ejemplo. Otros países, como Malta, Croacia, Polonia o Lituania, también están mejor que España.

La desigualdad entre hombres y mujeres en Europa

Sin embargo, si podemos ponernos críticos con nosotros mismos viendo que hay muchos países en el continente que ofrecen condiciones salariales igualitarias a hombres y mujeres mejor que en España, también podemos contentarnos sabiendo que en otros las cosas están peor. Un buen ejemplo es el país en el que se inició este movimiento de denuncia: Islandia.

Austria, Países Bajos o Dinamarca son algunos ejemplos que no parecen cuadrar por sus economías del bienestar. Sin embargo, según el gráfico que te hemos mostrado son menos igualitarios que España en cuanto a salarios entre hombres y mujeres. Otro dato que me ha llamado la atención es la media de los 28 países de la Unión Europea. Si lo tomamos como referencia en el continente hablaríamos de que las mujeres trabajamos gratis dos meses íntegros, ya que el cálculo sitúa el 31 de octubre como fecha en la que se marca esa diferencia entre salarios.

Los trabajos para potenciar la igualdad de género

Bajo mi punto de vista, todavía estamos en una sociedad profundamente machista. Todavía quedan muchas cosas por hacer para conseguir realmente llegar a un punto en el que ser hombre, o ser mujer, no signifique una diferencia de dinero desempeñando el mismo trabajo. Desde luego, es necesario una potenciación en positivo de la contratación de mujeres, porque además son el colectivo que más sufre el paro y la pobreza. Pero también hay que combatir las prácticas que discriminan en el mundo empresarial. Mientras no acabemos con esa lacra, será muy complicado que la sociedad cambie y se convierta en más justa para nosotros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...