Las empresas con directivas mujeres son más rentables

El último estudio que analiza a una serie de compañías del mundo llega a la conclusión de que las mujeres en puestos de mando mejoran considerablemente la rentabilidad empresarial.

directiva

La igualdad entre el hombre y la mujer en el trabajo no es real. De hecho, se habla a menudo del tema y se han tomado toda una serie de medidas para intentar lograrla. Cuando se habla de puestos de categoría superior, casi siempre vemos que los directivos, que los CEO y que los asesores son hombres. Sin embargo, varios estudios han demostrado que en realidad esto es un verdadero error por parte de las empresas. Aquellas que apuestan por tener a mujeres en los puestos de mando resultan mucho más rentables. ¿No te lo crees? Pues espera a ver lo que te vamos a contar.

En el último estudio realizado sobre la igualdad laboral y lo que ello implica a nivel empresarial se han analizado más de 20.000 grandes compañías que cotizan en bolsa o en algún mercado alternativo. El informe analiza empresas de hasta 91 países, y en el caso de España el análisis recae en hasta 96 compañías. La conclusión general parece ser un llamado de atención a la contratación femenina porque aquellas que tienen al menos al 30% de mujeres en puestos de mando consiguen mejorar su rentabilidad en hasta 6 puntos frente a aquellas que tienen una cifra de mujeres inferior a la mencionada. ¿Qué te parece? Increíble ¿no?

Parece que el llamado de atención todavía no ha calado socialmente porque tal y como vas a ver en el último párrafo, España se queda a la cola en igualdad. Cabría mencionar aquí que sobre productividad se ha hablado en nuestro país porque pese a ser uno de los que más horas permanece en oficina, es en realidad uno de los que menos rentabilidad laboral obtiene. Está claro que la solución no pasaría solo por colocar a mujeres en puestos clave, pero es una estrategia por la que vale la pena apostar por el bienestar social y del de la propia empresa.

La clave de la rentabilidad en las empresas

El estudio indica también otros datos importantes acerca de la inclusión de las mujeres en el mercado directivo laboral. En realidad, que la empresa tenga un CEO mujer o hombre no es tan relevante como otros datos. Esos otros datos, además de ese mínimo del 30% de representación femenina en los puestos de mando refieren que las empresas que más rentabilidad obtienen son aquellas que tienen en plantilla mujeres con muchas posibilidades de ser un buen CEO. ¿Qué implica esto? Que no importa tanto si se está en el puesto más alto siempre y cuando se aspire a llegar a él y se tengan las cualidades oportunas para hacer una buena gestión.

La situación en España

España no es un buen ejemplo de cómo hacer las cosas para trabajar por la igualdad laboral entre hombres y mujeres. De hecho es más bien todo lo contrario. A nuestro país se le critica mucho por la desigualdad que existe entre hombres y mujeres, pero más aún en el ámbito de la dirección y de los puestos de mando. Pese a que en España hay leyes que protegen a la mujer, y además apuestan por esa contratación con subvenciones, no se ha conseguido salir de un remolino en el que lo precario casi siempre le toca vivirlo a las mujeres.

Según el estudio, de las 96 compañías que se han analizado, solo el 14% cuenta con féminas en los consejos de administración. Esta cifra resulta realmente ridícula si la comparamos con otros países europeos en los que sí se presume de haber alcanzado una igualdad hombre-mujer muy superior. De hecho, llaman la atención el 51% de Islandia o el 40% de Noruega. Si seguimos con los datos, el caso español va de mal en peor ya que solo un 13% de las empresas tiene ejecutivas en puestos de mando, y apenas un 3% tiene una dirección dirigida por una mujer. Nuestro país queda muy mal parado en las cifras y hay que hacer que esos números cambien rápidamente porque está claro que tienen mucho que ver con esas dinámicas de baja productividad y escasos beneficios.

Particularmente siento cierta vergüenza cuando se habla de cifras en las que España demuestra que no va acorde a Europa. Pero siento aún más cuando no se le da la vuelta a medidas que realmente serían importantes para fomentar esa igualdad no solo a nivel de base, sino también en el ámbito de dirección. Y viendo las ventajas que tiene, creo que las empresas deberían superar de una vez por todas el machismo laboral. ¡Mejor les irá!

Vía: Expansión

Foto: directiva vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...