Nosotras ganamos un 22% menos que ellos por trabajos iguales

La brecha laboral entre ellos y ellas aquí en España lejos de igualarse cada vez es más abismal. Y no solo por la brecha salarial en iguales condiciones, también para ganar igual que ellos habría que trabajar 82 días más, al año y estar mejor formadas.

ellos

De nuevo estamos con la brecha laboral que lejos de llegar a una igualdad cada vez hay más distancia entre lo que ganan ellos, y lo que ganamos nosotras que está en un 22.55% menos en trabajos de iguales condiciones. Lo que significa que para igualar los sueldos, la mujer tendría que trabajar 82 días más al año. Esta desigualdad es mayor en el sector privado y la diferencia está en los complementos salariales que ellos reciben. Más horas extras, disponibilidad total, incluso fines de semana y mayor responsabilidad.

Realmente precisamente en estos complementos salariales es donde realmente se incluye esta gran desventaja de salario. Algo que todavía las mujeres no logramos entender, puesto que sin generalizar, hay mujeres que igualmente pueden tener responsabilidades importantes en una empresa, hacer horas extraordinarias o una jornada laboral extensa e incluso tienen la misma o más disponibilidad que muchos hombres, si hablamos sobre todo de mujeres que están completamente integradas en el mundo laboral y no cuentan con cargas familiares, y están muy bien formadas.


Es verdad que hubo un tiempo en el cual la estabilidad laboral se equilibró un poco, sin embargo en los últimos años de nuevo aumentó. Suponemos que por la crisis, el alto desempleo o la alta competencia en el mercado laboral. A pesar de que desde el ejecutivo propondrán medidas para que la brecha salarial y sobre todo la igualdad en el mercado laboral sea más equilibrado y no haya tanta diferencia por ser mujer, por el momento no se alcanza ese objetivo igualitario. Una diferencia que está en más de cinco puntos, con lo cual podemos hablar de cierta discriminación laboral.

Además, otro de los puntos en los cuales hay diferencia, son en los contratos, la mujer suele tener contratos parciales frente a un contrato total ellos. Y si encima, la mujer para alcanzar el mismo sueldo que el hombre y midiendo la retribución por sectores, ellas tienen que estar mejor preparadas para optar al puesto, aquí hablamos de una discriminación laboral igualmente. Un ejemplo claro: para alcanzar las retribuciones de un hombre sin estudios (18.110,06 euros al año brutos, de media), una mujer debe tener un grado de Formación Profesional (17.013,92 euros) o ser diplomada universitaria (19.001,54 euros).

Imagen | ansesgob

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...