¿Qué prefieres, un jefe hombre o mujer?

En Estados Unidos se ha realizado una encuesta según la cual el 39% de mujeres, frente al 25%, han preferido tener un jefe varón.

Con esta encuesta, de la que os hablaré a continuación, se han recogido datos de la población estadounidense, con lo cual los resultados de su estudio son una muestra de la mentalidad o la forma de pensar de las mujeres y de los hombres de los Estados Unidos. Lo que queremos constatar con esto es que esta opinión quizás puede ser muy diferente en otros lugares.

Concretamente, la encuesta y el estudio posterior querían determinar si las mujeres siguen prefiriendo a los hombres como jefes o si bien prefieren a las mujeres al mando. El resultado de la encuesta nos ofrece unos datos un tanto curiosos, ya que el porcentaje de mujeres que prefieren tener a un jefe varón es de un 39% frente al 25% que prefieren optar por tener una ‘jefa’, para el resto es indiferente si es hombre o mujer. Me pregunto si este mismo estudio se extrapolase a nuestro país: ¿por qué se decantarían las encuestadas?

Y otra pregunta que todavía me parece más interesante: ¿Por qué las mujeres pueden preferir tener un jefe hombre a un jefe mujer? ¿Es una de las razones por las que las mujeres todavía ocupan pocos puestos directivos? En mi opinión, el hecho de que las mujeres prefieran tener jefes varones no implica que sea porque la mujer tenga poca presencia en puestos directivos. Entre otras cosas, porque uno de los principales problemas de que a la mujer le cueste llegar a puestos de mando es por la escasa igualdad de oportunidades para alcanzar esos puestos directivos, en mi opinión.

Pero lo que me parece más curioso es que esta encuesta, que se lleva realizando desde el año 1953, no ha variado demasiado desde los primeros resultados, por lo que, si nos fiamos de esa encuesta y en relación a tener un jefe hombre o un jefe mujer, las mujeres americanas siguen teniendo la misma mentalidad que hace sesenta años. La cuestión sería saber el porqué de esta mentalidad, que algunas podrían tachar de machista, pero siendo una opción elegida libremente por las propias mujeres, al menos de ese 39% de mujeres.

Y todavía hay más: parece ser que dentro del sector jurídico, las mismas mujeres secretarias prefieren tener como compañero a un varón, antes que a una mujer. ¿Es que acaso las mujeres somos peores compañeras? ¿Puede repercutir el carácter de la mujer para ocupar el puesto de jefe? ¿Puede interferir en el resultado el hecho de que las mujeres seamos más emotivas y más exigentes? ¿Puede la mujer ‘maltratar’ por su carácter a otra mujer? ¿Puede variar el resultado de la empresa si ésta la dirige una mujer?

No lo sabemos, evidentemente, porque nos dan el resultado de la encuesta pero no las razones por las que las mujeres han decidido optar mayoritariamente por jefes varones. Pero lo que sí debemos tener en cuenta es que si confiamos en que las nuevas generaciones cambiarán estos datos a favor de las mujeres, por el momento, no es así. Las jóvenes entre dieciocho y veinticuatro años siguen prefiriendo un jefe varón mayoritariamente, comparándolo con los datos de la franja de edad de entre los treinta y cinco y los cincuenta y cuatro años. ¿Qué opináis vosotras? ¿Preferís tener una ‘jefa’ o un ‘jefe’? Y lo más importante, ¿nos podéis decir cuáles son vuestras razones?

Vía | eleconomista.es

Foto |citirecruitment

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...